Christophe Krywonis recordó su fallida cita a ciegas: “Fue dramático cuando vi que…” – Revista Paparazzi

Christophe Krywonis recordó su fallida cita a ciegas: “Fue dramático cuando vi que...”

En su paso por la mesaza, el cocinero habló de una experiencia que fue para el olvido.
TEVE
TEVE

Que los padres quieran ver sentimentalmente bien a los hijos es algo obvio, pero que sean los hijos quienes se ocupen del bienestar emocional de sus padres es menos frecuente.

Y durante su paso por el programa de Mirtha Legrand, cuya conducción se encuentra momentáneamente a cargo de su nieta, Juana Viale, el chef Christophe Krywonis (55) recordó la anécdota en que una de sus hijas lo anotó en una página de citas.

“Una de mis hijas, cansada de verme solo, con una amiga, me anotaron en Tinder", comentó el chef.

Pero el recuerdo no fue nada bueno…Es que el cocinero reveló la decepción que vivió con aquella experiencia. “Una de mis hijas, cansada de verme solo, con una amiga, Gabita Esquivel, me anotaron en Tinder”, empezó.

Después, intentó explicar lo sucedido, pero los integrantes de la mesa, ávidos de información lo interrumpían. “En mi caso fue trucho. Te mandan correo y vos tenés aviso de mensaje”, dijo el francés, quien hace un par de meses fue vinculado a Iliana Calabró.

“Fue hace muchos años, tres o cuatro años. Me lo montó mi hija, que quede claro”, siguió. “La chica me llamó la atención por linda (era una chica de Bahía Blanca) y por como me escribía, muy interesante. Y le di lugar a conocerla”, siguió.

“Ella vino de prepo, me avisó que estaba en Buenos Aires y el encuentro fue dramático cuando vi que no era la persona de las fotos”, recordó el cocinero. “El encuentro fue en Avenida Córdoba, en un hotel, al lado de una casa de sepelios. El lugar era mórbido. El hotel era de una estrella o menos, bajo una luz que parecía un fantasma, una luz violeta”, sumó.

“Llamé a mi hija y le dije: ‘Me llamás ya y decís que hubo un problema en casa, de acá me tengo que ir’", agregó.

“Lo peor fue cuando quise ser amable y la invité a tomar un café y se tomó un whisky doble, ahí me asusté, llamé a mi hija y le dije: ‘Me llamás ya y decís que hubo un problema en casa, de acá me tengo que ir’”, continuó.

“Soy muy complicado con las mujeres. No es por lo físico, me tiene que gustar por supuesto, pero tiene que haber más que eso. Una persona aburrida no me va a gustar”, reflexionó. “Me gustan las mujeres con personalidad, esa es la palabra justa. Una chica que no me genere admiración no me puede gustar nunca”, concluyó el reconocido chef.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig