in

El enojo de Luciana Salazar con vecinos que no cumplen la cuarentena: “¿Puede haber todavía gente tan idiota? “

La mediática utilizó su cuenta de Twitter para relatar la situación que viven sus padres con unos vecinos que llegaron recientemente del exterior y no lo notificaron.

Estos últimos días, el Gobierno anunció una serie de medidas de prevención para evitar la propagación del Coronavirus. Entre ellas están: la cancelación de clases, el cierre de cines, casinos y eventos masivos y cierre de fronteras. Por el momento se estiman que estas medidas serán hasta el 31 de marzo, sin embargo, todo puede cambiar.

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández pidió a todos los argentinos que hayan estado en el exterior o con personas que volaron de lugares de riesgo- Europa, Asia y China- que hagan cuarentena de manera obligatoria.

En este contexto, quien manifestó su enojo y disconformidad fue Luciana Salazar a través de su cuenta de Twitter. Según relató, unos vecinos del edificio de sus padres llegaron al país y “no lo notificaron”

¿Puede haber todavía gente tan idiota con lo que está pasando? Llega una familia llena de bolsos al edificio de mis padres, le piden la llaves a mi hermana para que les habra y mi hermana les dice ¿Se muda? Y le dice, ´no, recién llegamos de Estados Unidos´. Avisa, mi papá tiene diabetes”, escribió.

EL ENOJO DE LUCIANA SALAZAR CON LOS VECINOS DE SUS PADRES

Minutos más tarde, luego de la conferencia de prensa de Alberto, Luciana volvió a recurrir a Twitter: “Acatemos las medidas anunciadas en cadena nacional sin excusas, para enfrentar esta pandemia no basta con el Estado presente sin responsabilidad individual. No tenemos aún el virus en circulación, por lo tanto evitar el CONTAGIO SOCIAL es clave para países como el nuestro”

Hacia el final, lanzó un tercer tweet y repudio a todos aquellos comerciantes “oportunistas” que suben los precios de algunos productos: “Deberían ser penados los comerciantes “vivos” que mencionaba el presidente y se aprovechan de una pandemia para subir precios hasta las nubes, más en un país en crisis económica. Eso no es libre mercado, es ser una basura carente de cualquier tipo de empatía”

Comentarios