Federico Bal: «Más que un galán, me considero un…» – Revista Paparazzi

Federico Bal: "Más que un galán, me considero un..."

TEVE
TEVE
Cuánta razón tiene La Renga cuando dice “el final es donde partí”. La vida parece comenzar y finalizar su ciclo en el mismo sitio. El destino es su cómplice, actuando como una especie de juez que decide día y hora de cada acontecimiento. Hoy a Federico Bal (28) le toca vivir una experiencia que tal vez tiempo atrás, cuando era noticia por sus peleas con Barbie Vélez o sus polémicas declaraciones sobre el consumo de droga, no imaginó. Algo hermoso que el camino le tenía preparado, para ponerlo a prueba y hacerle sentir que el amor de un padre también tiene un enorme valor.
 
Por primera vez, el bailarín, que viene siendo noticia por su prematuro alejamiento del programa de Pampita en Telefe, actuará en una película con su padre, que al mismo tiempo participará de la dirección. Será su debut en cine y nada menos que en dupla protagónica con Santiago Bal (82), mentor de un argumento que desde la ficción guarda una estrecha relación con su propio contexto parental. Se titula Rumbo al mar y se tratará de un hombre mayor al que los médicos le detectan una enfermedad terminal.
 
Tras ser notificado, el paciente pide que se cumpla lo que probablemente sea su último deseo: conocer el mar. La situación se da en Tucumán, provincia a la que todo el elenco se fue a filmar y donde permanecerá durante tres semanas. Esa persona “enferma” será Santiago, y el responsable de hacer realidad su sueño será nada menos que Federico, su hijo en la ficción y en la realidad. Pero con una particularidad que también coincide con el presente de cada uno: hace rato que entre ellos no existe un diálogo fluido, una conversación sensata. Aun sin estar peleados, jamás consiguieron encontrar el equilibrio afectivo que en el fondo pretenden hallar. Irán en moto, y ese extenso viaje servirá para achicar distancias, sacarse todo de adentro y construir ese vínculo que anhelan, pero que esconden vaya a saber por qué motivo.
 
Lo cuenta el propio Federico: “Seguramente el argumento de la película tiene algo que ver con la relación que históricamente mantuve con mi papá. Es la historia de un hombre que quiere cumplir uno de sus últimos deseos. Le diagnostican una enfermedad terminal y quiere conocer el mar, con la condición de viajar en la moto de su hijo. Por eso quisimos buscar un lugar representativo para los argentinos. Tucumán nos cerró por todos lados porque nos parece un lugar muy lindo, muy cuna de la nación, tan hermosa para mostrar los paisajes y su gente”. Sobre su papá, explicó que “con mi viejo tuvimos idas y vueltas, quizás uno por esas cosas de pibe se da cuenta de su importancia cuando crece. Ahora lo tengo ya grande a mi papá, pero trabaja como una fiera, se la banca solito, y creo que esta película es una gran posibilidad de reencontrarnos como realmente queremos”.
 
Posteriormente, con respecto a las repercusiones que desató su desvinculación de Pampita Online, el espacio conducido por Carolina Ardoahin que lo tenía como a uno de sus panelistas, Federico fue muy claro y contundente: “Fue una decisión que tomé simplemente porque no quiero ocupar yo el rol de la gente que en algún momento se dedicó a hablar mal de mí. Me parecía que estaba traicionándome a mí mismo. Y aparte no hice más que cumplir con mi palabra: tanto Endemol como las autoridades de Telefe y la misma Pampita sabían que mi trabajo en el programa se extendería únicamente por dos meses. En su momento acepté incorporarme porque tengo muy buena onda con Carolina y porque aparte quería probar. Una vez que ese plazo venció y con la seguridad de que no era lo mío, hablé y me fui. Ellos querían que me quedara, pero era una decisión tomada. No es cierto que había internas ni que estábamos todos peleados, como querían instalar. Yo me fui en muy buenos términos y las puertas quedaron abiertas”.
 
Otro de los temas que se tocaron con el ex ganador del Bailando por un sueño fue, precisamente, su rechazo a la oferta de Chato Prada y Federico Hoppe, los productores de Marcelo Tinelli, para continuar en el certamen durante la temporada que está a punto de comenzar: “Tuvimos una reunión en la que quedó abierta la posibilidad de seguir en el Bailando, pero con este tema de la película y los ensayos de Magnífica, donde trabajaré con mi madre, se me complicaba mucho. Ante todo soy profesional y muy respetuoso de los horarios, y no voy a quedar mal con la gente que ofrece trabajo. Estuve cuatro temporadas, creo que cumplí un ciclo y que hay que dejar el lugar a otros. Además, no me iba a sentir cómodo con Laurita evaluándome, iba a resultar una cosa medio extraña que ella tuviera que evaluar mi desempeño en la pista. Sinceramente, creo que no correspondía y que lo mejor era eludir esa posibilidad”.
 
Laurita, claro, es Laurita Fernández, su novia, una de las estrellas del 2018. La eligieron para reemplazar a Griselda Siciliani en la obra Sugar, en plena Avenida Corrientes, y ahora recibió otra gran noticia. La bailarina fue elegida por Tinelli para ser parte del jurado del Bailando que, se supone, comenzará en los primeros días de julio: “Es un rol que va a desarrollar con un gran talento. Tiene todo para brillar bien alto. Yo disfruto cuando la voy a ver al teatro. Sigo perdidamente enamorado de ella, y sé que le va a ir bien”, recalcó Bal, quien negó sentirse un galán: “Más que un galán soy un caradura”.
 
 

Postales de una noche tremenda de debut ! Somos felices !

Una publicación compartida de Federico Bal (@balfederico) el

El paso por el programa de Pampita le dejó un sabor agridulce a Bal Junior.

El paso por el programa de Pampita le dejó un sabor agridulce a Bal Junior.

Laurita es su compañera:

Laurita es su compañera: "Estoy muy enamorado".

De Sol Pérez y Pampita, Bal habla bien como personas.

De Sol Pérez y Pampita, Bal habla bien como personas.

Alta facha para Fede.

Alta facha para Fede.

Más información en paparazzi.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig