in

Flor Vigna reveló que su casa tiene una maldición: “Me pasó de todo”

La bailarina compartió una serie de divertidos videos conversando con “Martha”, su heladera.

Flor Vigna vive, como muchos argentinos, la cuarentena en soledad. La baiarina comparte el día a día de sus vivencias en las redes sociales y, en esta oportunidad, habló de la supuesta “maldición” que tiene su casa.

Superada por dos inconvenientes hogareños, Flor habló con sus seguidores a través de sus historias de Instagram: “Estos días estuve media reflexiva, bajonera y me dije me voy a dar unos días para mí, voy a ir para dentro, me voy a escuchar, un viaje interior… irme a hippilandia. El asunto es que me quise ir y me pasó de todo”, comenzó diciendo la actriz a través de un video titulado “MI MALA SUERTE” en mayúsculas.

Luego enumeró sus desventura es su hogar contando: “Resulta que se tapó el baño, porque las cañerías se comunican entre la bañadera, el bidé y el inodoro, y, si vos perdés mucho pelo, se va quedando… y encima, en mi hermoso departamento, lo que hace el de arriba se comunica a una cañería mayor que involucra a mi cañería y me terminaron cobrando $7.800. ¡Me chorearon! 

Pero no quedó todo ahí. Flor siguió contando otro infortunio: “La otra responsable de cortarme el viaje espiritual fue mi heladera, alias Martha, como la bauticé. Decidió dejar de andar la muy turra. Yo pensé que era el enchufe y la conecté en otro enchufe… ¡pero tampoco funcionó!, porque Martha decidió dejar de funcionar la única semana que me tomé para apartarme del mundo… ¡Se me explotó el baño, la heladera dejó de andar, y todo!”, explotó Vigna.

Luego publicó una foto con su heladera cuando andaba bien con la canción All by myself de Celine Dion. Después siguiendo los consejos de sus seguidores se abrazó a la heladera y le rogó de una manera muy divertida que vuelva a funcionar “Martha por favor. Martha yo te necesito. Martha estamos unidas en ésta. Yo nunca te menosprecié, nunca te desvaloré, yo siempre supe que vos eras lo más importante en esta casa, ¿entendés?”.

Más tarde contó que muchos la habían asegurado que sus problemas se deben a Mercurio retrógrado “que no sé qué es, pero me está cagando la vida”, afirmó Flor.

Por suerte dos técnicos la fueron a ayudar y la historia termina con Flor bailando divertida junto a su heladera.

Comentarios