in

Juana Viale adoptó a dos perros abandonados en la cuarentena: “Son unas bellezas”

La actriz y conductora contó que decidió adoptar a dos perros que habían sido abandonados y mostró una tierna foto junto a ellos.

JUANA VIALE CONTÓ QUE ADOPTÓ A DOS PERROS ABANDONADOS.

En medio de la cuarentena y con varios proyectos en marcha, Juana Viale se hizo un espacio para darles amor a una pareja de perros que fue abandonada y en su cuenta de Instagram mostró una tierna foto en la que posa junto a sus nuevos compañeros.

“Hola hola hola!!! Les quiero contar que adopté estas dos bellezas! Una hembrita y un macho, ellos fueron abandonados… y ayer llegaron a mi hogar! Aún estamos con la elección de nombres. Gracias @veterinarialibertador por atendernos hoy y empezar los tratamientos para recuperarlos! Y gracias @noraportela por rescatar animales del maltrato! #masamor #freesoul”, escribió la actriz junto a un foto con ellos.

En apenas 3 horas la publicación superó los 29 mil “me gusta” y obtuvo cientos de comentarios, entre ellos, los de sus hermanos. “Aiiiii quiero quieroooo ♥️♥️ Toti?”, dijo Manuela Viale pidiendo que no deje de lado a su otra perra. “Ella es la más buena del mundo, pero mamitis aguda. Todos queremos una Toti”, agregó. Por su parte, Nacho Viale lanzó: “Tengo nombres para proponer”.

Además de disfrutar del amor de sus pichichos, Juana pasa la cuarentena muy bien acompañada y así lo reveló en una reciente publicación de Mesaza en casa, el ciclo que armó con su hermano como un desprendimiento del programa de su abuela.

Antes de que decretaran la cuarentena obligatoria nos encerramos en esta casa. Yo tengo tres hijos y estoy con mi novio y con un amiga y siempre nos juntamos todos en la cocina para cocinar, comer y hacer largas charlas de sobremesa”, contó.

Su pareja actual es Agustín Goldenhorn, un arquitecto de 42 años, con quien comenzó a convivir el año pasado. Y el equipo se completa con Ambar -fruto de su relación con Juan De Benedictis-, Silvestre y Alí -los hijos que tuvo con Gonzalo Valenzuela-. Nunca sola, ni mal acompañada.

Comentarios