La confesión de Luciana Salazar: “Quiero volver a ser madre. Tengo 15 óvulos y 4 embriones congelados” – Revista Paparazzi

La confesión de Luciana Salazar: “Quiero volver a ser madre. Tengo 15 óvulos y 4 embriones congelados”

La conductora se refirió a la subrogación de vientre, método elegido para tener a su hija Matilda.
TEVE
TEVE

Es bien sabido que Luciana Salazar (39) soñó mucho con la maternidad. Ella tuvo el deseo profundo de convertirse en madre, incluso cuando aún noviaba con el expresidente del Banco Central, Martín Redrado. Sin embargo, su deseo se concretó tiempo después de separarse y a través de la subrogación de vientre.

Y si bien ella no ocultó el modo que eligió para traer al mundo a Matilda, la beba que dentro de unos días cumplirá 2 años, nunca contó los detalles del método seleccionado para convertirse en madre. Hasta ahora.

En su rol de conductora de Pampita Online, donde está en reemplazo de la modelo, Luli habló del tema. "Yo congelé óvulos. Tuve la suerte de que salieron bastantes. Fueron 34, de los cuales quedaron 30 sanos. De esos, dejé 15 congelados y los otros para fecundar. También tengo 4 embriones más congelados", reveló.

Entonces se desató el debate sobre si el embrión es vida o no.  "Uno no puede congelar a una persona y a un embrión, sí. Desde ese punto, para mí ya te dice mucho. Yo, Luciana Salazar, la verdad no creo que un embrión sea una persona sino que es un proyecto", opinó Luciana a la par que dio detalles del consentimiento que debió firmar.

"Yo firmé que, en caso de que me muera, algo que por suerte se puede cambiar en el transcurso del tiempo. En ese momento, cuando firmé, dije que ‘si yo me muero, quiero que mis óvulos se mueran’. Después volví a ir y lo quise cambiar porque tal vez me gustaría donarlos", explicó.

"Igual, pienso que le estoy dejando una vida en responsabilidad de una familia que no conozco y te empieza a agarrar miedos de cómo van a cuidar a ese hijo que es tuyo. En el caso de los embriones, no quiero que se eliminen. Por lo menos, para mí, es más importante un embrión que un óvulo", agregó.

Y después sorprendió con el modo en que cerró el tema. "Siempre les digo a mis amigos que, el día de mañana, quieren tener un hijo en vez de buscar una donante tienen a una amiga acá. Se los ofrecí a mis amigos, incluso a Marcelo Polino. No sólo le ofrecí mis óvulos a él, sino que a mis amigos. Tengo muchos amigos que son gay y tienen el deseo de ser papá. Mismo si el día de mañana lo llegan a necesitar mis hermanas o alguien de mi familia, los pueden usar", finalizó.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig