La dura reflexión y el cambio de vida que eligió Silvina Luna desde el yoga – Revista Paparazzi

La dura reflexión y el cambio de vida que eligió Silvina Luna desde el yoga

La rosarina, una de las mujeres más sexies de los 2.000, se volcó a la espiritualidad y cuenta que, de la mano del yoga, es una mujer tan distinta de aquella que hasta se anima a brindar infinidad de consejos sobre alimentación, lecturas y otras yerbas.
TEVE
TEVE

El nombre, el número de documento, algunos afectos, su lugar de origen y su simpatía futbolera son las únicas cosas que conserva Silvina Luna de su “vieja vida”. La modelo, actriz y últimamente panelista, rosarina y fana de Central como Fito Páez, el Negro Olmedo o Roberto Fontanarrosa, es “otra” desde que se abrazó a la espiritualidad, al yoga y a los ejercicios que, como veremos, la volvieron “una persona diferente”.

Durante su último paso por la tele, la morocha –que salió de una de las ediciones más calientes de Gran Hermano y alguna vez rivalizó muy fuerte con Pamela David–, sorprendió más de una vez a Moria Casán y al resto de las “vayainas” –era una de ellas en el panel de Incorrectas– con sus posturas, para muchos un tanto radicales y muy cerradas. En alguna oportunidad, Silvina se cruzó hasta con especialistas y criticó, primero con cierta timidez pero después con fiereza, desde el maltrato animal hasta el consumo de carne.

Al cabo de una polémica donde no se sintió cuidada, Silvina renunció al programa en uno de los hechos más comentados de la tele del segundo semestre de 2019. Desde entonces convirtió sus redes sociales, sobre todo Instagram, en una especie de “templo” desde el que pontifica y da a conocer sus “verdades sagradas” que muchas de sus seguidoras le agradecen.

Junto a un ejercicio de yoga, por ejemplo, Silvina expresó que “según la cosmovisión del Yoga, la salud reside en tener nuestra columna vertebral flexible, allí se encuentra la fuente de la juventud y de un cuerpo físico saludable. En su profundidad residen bases éticas como la no-violencia, la verdad y el desapego”.

Cada posteo de Silvina es una manera de abrir su corazón. “Estoy segura de que solo conocés un lado de mi vida. Pasé años exponiendo mi cuerpo, pensando que el envase era lo más importante. Eso me llevó a una cirugía que me puso en peligro, algo que hizo replantearme el camino y los valores. Mi vida cambió por completo y hoy elijo otra mirada, cuidarme a mí misma y a otros. También decidí no comer animales y cuidar el planeta, una vida sana, una alimentación saludable y una mente en paz. Hoy me nutro de la meditación y la espiritualidad de las cosas. Las mujeres tenemos mucho poder, pero ese poder está dentro nuestro, no en estos cuerpos. Estoy mutando en contenido, en lo que quiero ofrecerles, en los productos que quiero recomendar”.

Luna no para de tirarles consejos a sus seguidores. Sugerencias sobre desayunos, meriendas, otras comidas, masajes, maquillajes, lecturas, posturas o momentos para hacer tal o cual cosa. A tono con lo que se recomienda para combatir el Coronavirus, por caso, contó que “todas las mañanas tengo esta rutina: en ayunas exprimo un limón, le pongo agua tibia y lo bebo. Es un détox diario que ayuda a alcalinizar el cuerpo naturalmente. ¿Qué es alcalinizar? En nuestro cuerpo hay una interacción de ácidos y álcalis todo el tiempo. Nuestra alimentación muchas veces tiene tendencia a generar un medio ácido y esto puede provocar daño celular. Por eso tomar alimentos y bebidas que ayuden a generar un medio alcalino facilita el trabajo del cuerpo”.

Habrá que hacer la prueba y, como decían las abuelas, creer o reventar.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig