La terrible crisis que atraviesa Carmen Barbieri – Revista Paparazzi

La terrible crisis que atraviesa Carmen Barbieri

TEVE
TEVE

Tuvo que interrumpir las funciones de su obra en Mar del Plata por la urgencia de viajar a Buenos Aires. Algo andaba mal con la salud de su madre y el corazón la invitaba a sentir que su presencia junto a ella era indispensable. Carmen Barbieri (62) intuía algo y por eso no dudó: abandonó La Feliz, donde se encuentra haciendo temporada con Magnífica, y partió rápidamente hacia la clínica Nuestra Señora de Luján, nosocomio en el cual Ana María Caputo, su madre, estaba internada desde hacía un par de semanas. La capocómica no se trasladó sola: lo hizo en compañía de su hijo, Federico Bal, quien, al igual que ella, también se ausentó de las últimas presentaciones de la compañía teatral para estar con su abuela.

Al llegar, Carmen sostuvo una reunión con los responsables del área de terapia intensiva del mencionado establecimiento para asesorarse sobre el estado de la paciente, a raíz de un accidente cerebrovascular (ACV) isquémico que había desmejorado notoriamente su salud. Los médicos le dieron la peor noticia y le comunicaron que Ana había fallecido. Pese a los esfuerzos del personal que estaba a su cuidado, la mujer, de 90 años, no aguantó y el destino quiso que ni siquiera pudiera despedirse de su hija, quien estuvo a su lado a sol y a sombra después de separarse de Santiago Bal. “Quise llegar para darle el último adiós y que se fuera con mi imagen, pero no me esperó”, confesó Carmen, entre lágrimas, a la hora de explicar que, cuando arribó a la clínica, ya no quedaba nada por hacer. En noviembre, Ana sufrió un accidente doméstico y se fisuró la cadera. Desde entonces quedó casi inmovilizada y nunca consiguió mostrar signos concretos de recuperación. “Se le complicó todo y no sé por qué. Hizo un ACV y después su corazón no soportó. Ahora mi mamá está en otro plano astral”, se lamentó la actriz. Los restos de Ana fueron velados en una cochería de la Avenida Córdoba, en el barrio de Palermo, y desde allí el cortejo se dirigió al Cementerio de la Chacarita, donde, tras una emotiva misa, fueron cremados.

Muy abatida, Carmen lloró ante cada abrazo de amigos, conocidos y familiares que se dieron cita para acompañarla en un momento tan difícil. Entre los famosos que se aproximaron para darle su pésame, se destacaron Beto César, Javier Faroni y Andrea Ghidone, mientras que llamó la atención que, a excepción de Federico, nadie más de la familia Bal haya presenciado el velatorio. “Yo la veía a mi mamá y no era mi mamá. Estaba toda entubada, un ACV es muy grave. La voy a extrañar mucho. De chica me cuidó con todas sus fuerzas, de grande chocamos bastante, porque ella también tenía su carácter”, fue uno de los comentarios que la capocómica dijo a sus allegados al intentar desahogarse. “Me quedan las mejores anécdotas. Una mujer que pasó su vida al lado de un artista muy importante. Una mujer que sabía del espectáculo sin ser artista. Las mejores enseñanzas y los mejores momentos. La dejamos ir hoy en paz”, fueron las palabras que le dedicó Federico a su abuela. “Te vas sabiendo que pudiste conocer a mi novia, algo que tanto me pedías”, agregó más tarde el actor, que no fue al cementerio porque tuvo que regresar a Mar del Plata para quedar a cargo de la compañía de Magnífica. Porque el show, más allá de contadas salvedades, siempre debe continuar. 

 

Devastada

Devastada

Carmen Barbieri despide a su madre

Carmen Barbieri despide a su madre

Carmen Barbieri despide a su madre

Carmen Barbieri despide a su madre

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig