Matías Alé comparó la cuarentena con sus internaciones siquiátricas: “Con ese entrenamiento, esto es pan comido” – Revista Paparazzi

Matías Alé comparó la cuarentena con sus internaciones siquiátricas: “Con ese entrenamiento, esto es pan comido”

TEVE
TEVE

Para la inmensa mayoría de los argentinos, el encierro al que obliga la cuarentena es toda una novedad. Una situación inédita. Para Matías Alé, en cambio, se trata de la “tercera experiencia” de este tipo. Los anteriores “aislamientos” tuvieron que ver con dos internaciones en una clínica neurosiquiátrica. Un poco por eso, el actor consideró que “con lo entrenado que estoy, esta es pan comido para mi”.

“Ahora estoy bien, en casa, con mi mamá, pero las dos anteriores sí que fueron bravas” recordó Matute en diálogo con Catalina Dlugi durante el programa radial “Agarrate Catalina”. Además, dijo que habla de estos temas con el psiquiatra, con quien en sigue en tratamiento desde entonces.

LA CLINICA AVRIL, DONDE ESTUVO INTERNADO ALE. ESOS DIAS, SU PUERTA SE LLENO DE PERIODISTAS.

“Muchas veces pienso en cómo la deben estar pasando los que están internados en el mismo lugar donde estuve yo, porque es lo mismo eh… No podés ver a nadie, a veces ni salís de tu habitación. Acá es diferente. No puedo salir de casa más que para hacer compras, pero me siento bien y estoy acompañado” declaró el popular comediante.

"La primera internación duró 45 días, y la otra 28. Así que estoy muy entrenado en estas cuestiones, lo que me sigo preguntando es cómo estará esa gente y siempre me digo, “la pucha, que mal la deben estar pasando”. Honestamente, después de pasar por dos internaciones, ahora la paso bien” se sinceró Alé.

"Pienso en los que están internados donde estuve yo y digo "qué mal que deben estar en este momento", dijo Ale.

El actor consideró que “yo me avivé a tiempo. La vida me puso un freno y me agarré de ese freno. La operación en la rodilla, los accidentes que tuve en la moto por quedarme dormido. La internación. Puse un freno y me salvé, porque si seguía hubiera terminado peor.

CASAMIENTO, CRISIS Y BROTE

Las internaciones de Alé se sucedieron luego de que se separara de la intrigante cordobesa María del Mar Cuello Molar, con quien protagonizó una frenética relación: en 4 meses se pusieron de novios, se casaron y se separaron en medio de un brote sicótico de Matías, que terminó gritando profecías religiosas e internado en una clínica para tratamientos siquiátricos.

ALE, MARIA DEL MAR Y LA LIBRETA. UN CASAMIENTO CORTISIMO QUE TERMINO MUY MAL.

“Me creía Dios” dijo alguna vez Matías, quien en las horas previas a aquel suceso le había dicho a Alejandro Fantino que quería ser “el Brancatelli de Macri” y se había peleado al aire con Jorge Rial. Mucho después, contó que un evento sintió estar recibiendo “mensajes y fuerzas del Espíritu Santo” y que pensó que “Florencia Peña era la Virgen María”.

Alé vive hoy en un barrio privado con su madre, mientras María del Mar se radicó en el exterior. Pasa un tiempo en México y otro en los Estados Unidos, donde trabaja de modelo y se puso de novia con su colega Christian Hogue.

Más información en paparazzi.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig