in

Naomi Preizler confesó un hábito polémico de Joaquín Furriel cuando eran novios: “No quería que usara tacos porque soy más alta”

La cantante, y modelo, contó un actitud llamativa y bastante controversial del actor para impedir verse más petiso que ella.

Naomi Preizler fue pareja de Joaquín Furriel durante dos años y medio, hasta que finalizaron el vínculo amoroso en 2016. Durante ese relación, la joven se inclinó por un perfil bajo, más allá de su carrera muy exitosa como modelo de las primerísimas marcas internacionales. 

A raíz de esa postura, del noviazgo no trascendieron muchos datos, ni polémicas. Por eso, hace unas horas llamó poderosamente la atención una declaración de la ahora cantante de trap, que compartió una infidencia de esa época en las redes sociales

Él no quería que use tacos cuando salíamos juntos porque lo pasaba en altura

Todo se englobó en el contexto de hablar sobre las particularidades de ser una mujer con una altura considerable, por encima de la media con su 1.75 metros. Ahí, Naomi se soltó y describió:“Voy a contar algo re cholulo e íntimo pero lo amerita. Cuando salía con Joaquín, él no quería que use tacos cuando salíamos juntos porque lo pasaba en altura ¿what the fuck man?”.

Una anécdota que podría pasar hasta por divertida, pero que en realidad encierra una presión injustificada, un cercenamiento de la libertad de elección y decisión. Una mirada de masculinidad, que pretendía evitar que el hombre se viera más petiso que la mujer. 

Por eso, Preizler continuó con su reflexión y sostuvo: “Me pongo a pensar ¿por qué las mujeres altas se sienten mal y los hombres altos están ok? ¿Por qué las mujeres siempre tienen que ser más bajas que los hombres? Es como si a ellos no les gustara que la mujer sea más alta porque se sienten menos. Es algo re patriarcal y que sucede mucho en Argentina.

Es como si a ellos no les gustara que la mujer sea más alta porque se sienten menos

Por último, la ex de Furriel se sumergió en el padecimiento que atravesó en edades tempranas por esta cualidad física y manifestó: “Me decían que era un monstruo porque era demasiado alta. Me hacían mucho bullying y sigo siendo un monstruo pero le saqué rédito económico a ser tan alta. La verdad es que las altas la pasamos muy mal, porque le llevamos dos cabezas a todos los varoncitos y ningún varón nos da pelota. A mí ninguno me daba bola”.

Comentarios