Susana Giménez se emborrachó en Punta del Este ¿para olvidarse del escándalo? – Revista Paparazzi

Susana Giménez se emborrachó en Punta del Este ¿para olvidarse del escándalo?

TEVE
TEVE

La primera parada dentro del extenso descanso que se toma la diva de los teléfonos es Punta del Este, un clásico donde se reúnen todas las celebridades y se reencuentra con sus amistades. Aunque Susana Giménez no suele salir mucho de noche, prefiere la calma de su chacra en compañía de su círculo íntimo y de sus animales, suele realizar algunas excepciones cuando el evento en cuestión así lo amerita.

Susana elige cuidadosamente a qué fiestas acudir, obviamente a las que cuentan con una lista de invitados súper VIP y, particularmente, recibe un trato especial. ¿Qué implica esto? Que los camareros tienen orden de que la copa de la diva nunca esté vacía, por lo que el alcohol nunca deja de llegar a su mesa. Esto le ha traído más de un dolor de cabeza, no precisamente por la resaca del día posterior, sino porque muchas veces las consecuencias de tomar de más quedan en evidencia. Las fotos en las que se la puede ver más que complicada por los efectos no deseados de tomar de más no le gustan nada, pero ya casi forman parte del folclore de la inauguración de la temporada de verano en Punta del Este. Así como no falta el tío borracho en todo casamiento, no falta la fiesta veraniega en que la Su no se vaya entonadita.

En este caso fue en el marco del lanzamiento de un emprendimiento inmobiliario de lujo en la zona de La Mansa. Allí apareció enfundada en un Cavalli, uno de sus diseñadores predilectos, para disfrutar del cocktail en el que actuó el cantante Maxi Trusso. Además de su presencia, asistieron más de 1.000 invitados, como Diego y Yanina Latorre, el diseñador Gabriel Lage, la diseñadora Maureene Dinar y Amalia Granata junto con su marido, Leonardo Squarzon, y el hijo de ambos, Roque.

Pero el estado en el que se retiró la diva no fue la única noticia, también dio que hablar su intención de comprar uno de los pisos de la torre, a Susana le encantó el proyecto, que tendrá amenities de lujo, y reveló que quiere comprar uno de los departamentos para su nieta Lucía Celasco, con quien comparte estancia en la costa uruguaya.

Pero claro, la Kika –así la llama Lucía ante la negativa de la diva de ser llamada “abuela”– tiene que seguir facturando y por eso anunció cuándo está previsto su regreso a la televisión: "Vuelvo, pero después del Mundial", aclaró. Y aunque todavía no tiene la fecha precisa, se mostró entusiasmada con la posibilidad de que el seleccionado argentino de fútbol tenga una buena performance en Rusia: “No sé todavía exactamente cuándo, después del Mundial. Yo quiero ir para el primer partido, y si nos va bien no vuelvo nada, los sigo a mis chicos por todos lados". También realizó un balance sobre la temporada con la que festejó sus 30 años de programa: “Fue fantástico para mí, estuve muy mimada, muy agasajada, todo el mundo me trató maravillosamente bien, no es normal estar 30 años seguidos en la televisión", aseguró.

 

Susana se retiró con unas copas de más

Susana se retiró con unas copas de más

Susana, dio la nota otra vez

Susana, dio la nota otra vez

A pesar de haber tomado de más, se fue manejando

A pesar de haber tomado de más, se fue manejando

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig