Tras confesar ser víctima de abuso, Marcela Baños reconoce: «Estoy tranquila, pude…» – Revista Paparazzi

Tras confesar ser víctima de abuso, Marcela Baños reconoce: "Estoy tranquila, pude..."

TEVE
TEVE

Sin duda, la historia marca a las personas. Tengan la edad que tengan, vivir hechos traumáticos representa un antes y un después. No sólo por lo duro que puede significar atravesar el momento, sino por lo que viene después, por la cantidad de días que vendrán luego. Marcela Baños hoy tiene 43 años, es conductora de televisión y una de las mujeres más queridas de la movida tropical.

 

Sin embargo, detrás de tanto tiempo de carrera, de haberse ganado su lugar a fuerza de trabajo y dedicación y de conseguir un nombre destacado en los medios, se develó una cicatriz que caló hondo, profundo, muy profundo. En el piso de Intrusosen el espectáculo, la ex panelista confió, por primera vez, episodios muy dolorosos que debió atravesar más de veinte años atrás.

 

Con lágrimas en los ojos, la voz quebrada y la firmeza de quien sabe y tiene la posibilidad de poner en palabras un drama sensible, contó que a sus 21 años fue drogada y violada. “Conozco a una persona en el colectivo que me invita a participar de un concurso de belleza. Me hicieron el entre, y a mi mamá también. Me tomaba el colectivo e iba a una casa chorizo. Ahí conocí a dos mujeres y a dos hombres que me dijeron que me iban a enseñar a desfilar. Lamentablemente, en un momento, en toda esa ficción, me dieron un té. Y con ese té me drogaban. Yo caía totalmente dormida a una camilla. Eso no sucedió una sola vez. Y en una de esas veces me desperté y tenía a una persona arriba mío. Es terrible para una mujer aceptar que fue violada”,se sinceró en el programa de Jorge Rial.

 

Días después, en las páginas de Paparazzi, Marcela reflexiona sobre el gran paso que dio al hacer público todo aquello que tuvo que vivir y sobrellevar. “Haberlo contado fue muy liberador. Creo que es la última etapa de esta recuperación. Que haya salido significa que ya no me pertenece. Es impresionante, a partir de una historia así, cómo empiezan a aparecer tantas y tantas historias de mujeres que me escriben, que se solidarizan conmigo, que me mandan muchos besos y fuerza. Y cuántos silencios que hay también del otro lado. Cuántas mujeres sufriendo que no se animan, que no pueden, que no encuentran las palabras. Como dije el otro día en el programa, es una cuestión de tiempo… Cada una tiene su tiempo, su trabajo personal. Esto lleva muchos años, quizá. Todas las historias que venimos escuchando hablan del tiempo. El tiempo ubica a las cosas en su lugar. Te acomoda, te hace crecer, evolucionar, construir una nueva persona. A partir de un shock tan grande, tenés que construir como puedas y de a poquito a una nueva persona, porque ya nunca más vas a volver a ser esa chica que eras. Cambia absolutamente todo”.

 

Con voz propia. “Primero hay que resurgir de las cenizas y después, con ganas, voluntad, amor pero con muchas ganas de ser feliz día a día, empezás a salir. Nunca pensé que iba a hablar de esto en la tele, es raro, pero me siento bien. Estoy tranquila, pude cerrar una etapa. Además, a mí siempre me pega todo lo que tiene que ver con Pasión, con lo de los animales, que es algo a lo que me dedico hace tantos años, al proteccionismo animal, que ahora estamos peleando por la reforma de la ley del maltrato animal… Todo ese tipo de cosas, que para otros no significan nada, para mí significan muchísimo. La movida tropical siempre estuvo ninguneada, golpeada, descalificada. Y en algún lugar, cuando te pasa una cosa así también te sentís ninguneada, golpeada, descalificada. Que vino una persona y que hizo con vos lo que quiso. Y aceptar todo eso y empezar a ver la similitud que eso tiene con todas las cosas que te van pasando en la vida, es fuerte”, reflexionó. “No importa dónde nazcas, te puede pasar cualquier cosa en cualquier lugar. Y la diferencia que tuve tantos años con el tema de Pasión. No yo, Marcela, sino con la mirada del otro, que me decían y planteaban por qué estaba en ese programa, por qué estaba ahí, y yo entendía por qué estaba, lo que pasa es que no lo podía contar. Entendía perfectamente que, de alguna u otra manera, nuestras historias y las de mucha gente que tiene que ver con la movida, son muy similares. Y el tema de los animales, también. Obviamente, el tema del maltrato, del abandono, también. Todo lo que tiene que ver con el maltrato, cuando uno lo sufrió, te ponés a pensar que a mí me hubiera encantado que alguien me salvara de esa situación, por eso yo salvo a los animales. ¿Por qué a los animales? Porque cuando la raza humana te defrauda, te lastima, lamentablemente virás para otro lado. No querés que nadie te lastime más, que nadie te falle, y yo viré para el lado de los animales, que son el amor más genuino, más puro, que era lo que yo necesitaba para estar bien”.

 

La reivindicación, su refugio. “Todo lo que utilicé, tanto Pasión como el tema de lo animales, a mí me ayudó muchísimo. La música me salvó en momentos muy, muy tristes. A veces, caés en una oscuridad en la que hasta que no tocás fondo no podés salir. De esta oscuridad, la música, las miles de canciones que canto de cumbia todos los días, me salvaron durante todos estos años. Por eso también siempre la defendí y la puse en alto, a modo de agradecimiento, para revindicar a la música y a toda la gente que está detrás de esto. En su momento no se lo conté a mis padres para preservarlos. No quería que sufrieran. Lamentablemente, después pasa el tiempo y se enteran de esta manera. Fue un shock para ellos, pero están bien. Después del programa me fui a verlos, a abrazarlos y a tratar de charlar, de que entiendan que lo que pasó no era responsabilidad de ninguno de nosotros. Que había otra persona que venía con una intención de maldad, de hacer daño. Sí los tomó de sorpresa, les duele que me haya sucedido algo así, se replantean un montón de cosas. Creo que es un proceso para ellos todo este tiempo que viene. Empiezan a pensar sobre cosas que ya no se pueden solucionar, lo re entiendo. Lo que quiero es que estén bien y tranquilos, porque yo estoy bien”. 

Una leona de la vida. 

 

Marcela Baños contó el alivio que sintió al hablar

Marcela Baños contó el alivio que sintió al hablar

Marcela Baños, una mujer empoderada

Marcela Baños, una mujer empoderada

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig