in

EnojadoEnojado LlantoLlanto TernuraTernura DivertidoDivertido AmorAmor Dios Mio!Dios Mio!

Paola Montes de Oca: “De chiquita, en España, sufrí bullying por mi…”

La artista plástica y actual esposa del músico Javier Calamaro se animó a posar con poca ropa y contó cómo, luego de recorrer el mundo, se asentó en nuestro país.

https://static.paparazzi.com.ar/wp-content/uploads/2019/10/PAOLA-MONTES-DE-OCA-CALAMARO-5.jpg

Nació en Cuba, se crió en España y recorrió el mundo… hasta que hace una década se enamoró del músico Javier Calamaro y decidió quedarse en Argentina. Desde entonces, trabaja como artista plástica en nuestro país, y mientras expone sus obras se animó a posar sexy y con poca ropa.

“Nací en La Habana. Cuando tenía 5 años mis padres emigraron conmigo hacia Alemania, Estados Unidos y después España, donde crecí y estudié diseño, fotografía e ilustración. Ya en 2009 me trasladé a Miami, y 8 meses después de conocer a Javier, en 2010, decidí aterrizar en Buenos Aires”, arranca contando Paola Montes de Oca (35) a modo de presentación.

Y continúa: “Dibujo y pinto desde que tengo uso de razón. Me he desenvuelto en distintas ramas de la expresión porque soy una persona muy inquieta. Sin embargo, en los últimos años he profundizado en la pintura. Veo la vida como un aprendizaje constante y todo el tiempo estoy queriendo nutrirme de conocimiento y experiencia en búsqueda de autosuperación. Realizo diseño freelance, desde indumentaria hasta gráfica y packaging, hago ilustraciones, pinto cuadros y murales. También disfruto con el trabajo multimedia dirigiendo y editando videos”.

–Las pinturas de bocas son una marca registrada tuya…
–Continué el camino del estudio técnico y, fascinada por el infinito mundo del color, en 2017 comencé a pintar las primeras bocas, atraída por los tonos, las texturas y los brillos. Elegí hacer un súper zoom de la figura humana y centrarme en la boca. Cada vez que me hacen la pregunta de por qué elegí las bocas le encuentro más sentido, más allá de lo que en un principio fue un estudio de color. La boca es nuestro primer contacto con otro ser humano, la leche materna. A través de la boca nos alimentamos. La boca es nuestro medio de comunicación más fuerte: con ella no solamente hablamos, también besamos, mordemos, gritamos y todo lo que callamos…

-¿Y qué más?
-Por otro lado, de chiquita en España sufrí mucho bullying porque, entre otras cosas, me hacían recurrentes burlas por mi boca grande, y crecí luchando contra ese enorme complejo que durante una época hasta me tapaba para las fotos.

–¿Te gustaría trabajar en los medios?
–Estoy en un momento de mi vida en el cual me siento preparada para enfrentar antiguos miedos, inseguridades y tabúes. Por mis propios prejuicios, antes nunca me hubiera atrevido a participar en una producción de este tipo. Sin embargo, creo que es parte de ese camino de autosuperación el hecho de enfrentarse a ello. No es verdad que la belleza sea algo hueco y vacío, ni que la intelectualidad deba taparse hasta los tobillos porque si no se le pierde el respeto. No descarto la posibilidad de estar vinculada a los medios.

–¿Cómo tomó Javier el hecho de que hagas estas fotos?
–Siempre ha sido un gran motor para el desarrollo de mi arte, su respuesta fue más que positiva y alentadora. Me considero afortunada de que tengamos una relación en la que ambos somos felices con el crecimiento individual de cada uno. Jamás sentiría celos de sus fans ni nada parecido, al contrario. Me alegra que las personas disfruten de su talento y de su persona, porque es un ser maravilloso.

–¿Te gusta su estilo musical?
–Cuando nos conocimos yo no había escuchado nunca sus canciones. Amo su voz y sus letras. Lo admiro no sólo como persona, sino también como artista.

Escrito por Luciana Elbusto

Todos los ganadores de la gran noche de los Martin Fierro de Radio

La historia de amor de Ari Paluch: “Treinta años sin soltarnos la…”