in

Wanda Nara mostró su mansión de Milán con un video: “Mi lugar en el mundo”

La empresaria abrió las puertas de su lujosa residencia y dejó ver la cocina, la sala de estar y el vestidor. ¡Impactante!

Que Wanda Nara (33) lleva una vida lujosa no es ninguna novedad. Y que le gusta ostentarla muchísimo menos. Por eso, no llamó la atención que en las últimas horas, a través de un vivo de Instagram (red social donde tiene más de 6 millones 500 mil seguidores), mostrara el impresionante vestidor y parte de la casa que habita en Milán, frente al majestuoso .

Así es, la mediática botinera abrió las puertas de su fastuosa mansión y dejó boquiabierto a quien miró los videos. El impresionante vestidor, completamente blanco y enorme, alberga las miles de carteras y zapatos que la rubia atesora. Repleto de estantes, con puertas de vidrio que dejan ver dónde está cada cosa, y muy bien iluminado, la hermana mayor de Zaira acopia desde stilettos hasta zapatillas, todo –obviamente- de reconocidos diseñadores y de diversos colores.

Pero éste, aunque tal vez sea su preferido, no fue el único espacio de la casa que mostró. La esposa del futbolista Mauro Icardi dejó a la vista la impresionante cocina de su mansión, donde pasa mucho tiempo, ya que –como se sabe- adora cocinar, especialmente dulces.

De una modernidad pasmosa, es completamente blanca y enorme. Una gran cava de vinos se alza justo frente a la gran isla de mármol. Mientras se ceba un mate, costumbre argentina que no perdió a pesar de vivir en el exterior hace mucho tiempo, mostró otros rincones de la majestuosa casa.

Una gran sala de estar, con impecables pisos de porcelanato, es el lugar seleccionado por sus hijos, Valentino, Constantino, Benedicto, Francesca e Isabella, para hacer las tareas escolares. Los cómodos y modernos sillones blancos son los elegidos de los chicos para –laptop en mano- hacer los deberes. El ambiente, completamente vidriado, deja pasar mucha luz.

Pero, obviamente, los aplausos se los lleva el jardín, donde la familia pasa gran parte del día cuando el clima lo permite. Allí, las reposeras  se convierten en indispensables para relajarse al pie de Lago di Como, con las montañas de fondo. ¡Un verdadero lujo!

Comentarios