Las fotos más lindas y bomba de Juanita, la hija preferida de Tinelli – Revista Paparazzi

Las fotos más lindas y bomba de Juanita, la hija preferida de Tinelli

La hija de Tinelli, próxima a cumplir 18 años, transita su verano en compañía de su novio, Mika Bonomi. Andan mucho en moto, salen a pasear y, por supuesto, van a la playa a dorar sus cuerpos al sol.
LOOKS
LOOKS

Los chicos crecen. Demasiado rápido, quizás a una velocidad mayor a la que esperan sus padres, salen de la infancia, atraviesan la adolescencia y un día, de golpe, son adultos en ciernes. El jardincito, la escuela primaria y el cole con los exámenes y las previas van quedando atrás y aparecen rebeldías, silencios, contestaciones distintas y las primeras felicidades y tropiezos amorosos. En lo que parece un abrir y cerrar de ojos la vida ya no es la misma.

En su cuenta de Instagram, donde la siguen nada más ni nada menos que 2.300.000 personas, Guillermina Valdés publicó una foto de Lorenzo, su hijo menor, el único que tiene con Marcelo Tinelli. El pibe está en la playa, como mirando al horizonte y sin hacer demasiado. Junto a la sencilla y tierna imagen, la modelo y empresaria escribió lo que sonó a desahogo frente al irremediable paso del tiempo. “Debe ser porque Lorenzo es el cuarto, y al haber visto a los demás hijos crecer tan rápido, me dan ganas de detener el tiempo aquí. Amo verlos crecer, pero esta etapa es hermosa y se va cuando menos lo esperás”, puso ella.

¿Qué tendrá para decir entonces su marido teniendo en cuenta que Juanita, su princesa, la que siempre fue la niña mimada del clan, la que ostentó el título de hermana menor de los 4 –Mica, Cande y Tiki son mayores que ella– hasta que llegó Lorenzo y ya fueron cinco, hace poco cumplió 17 y va derechito a convertirse, en este 2020 recién iniciado, en mayor de edad?

Juanita sigue siendo una muchachita, pero las fotos de sus veranos en Punta del Este ya no la muestran jugueteando en la arena, revolcándose con sus hermanos o haciendo las delicias de su papá en la famosa chacra de La Boyita. Para nada. Ahora Juanita camina por Punta de la mano de un chico, Mika Bonomi, al que ya presentó como su novio. Debe ser el primero, y lo vive así, con ese desparpajo y esa gracia que tienen los adolescentes cuando se enamoran y empiezan a sentir las famosas mariposas en la panza y otros cosquilleos corporales que mejor no decirlos…

Caminan es una forma de decir. Porque si bien les dan lindo a las dos patas, la mayor parte del tiempo la pasan encima de dos ruedas. Mika –¿qué tipo de nombre es ese, que parece más europeo que criollo?– es un fanático de las motos con estilo y parece haberle contagiado parte de esa preferencia a Juanita, que se sube atrás de él, lo agarra tan fuerte como puede en ese abrazo pecho-espalda que sólo los motoqueros pueden dar, y juntos se embarcan de esa forma en interminables aventuras por los caminos de la península más coqueta de toda Sudamérica. También hay fotos en malla que causaron comentarios y revueltas, pero aún es menor y sólo escribiremos que las fotos están. Nada más que eso.

¿Qué va a decir Marcelo? No le quedará mucho más que hacer que observar el crecimiento de su hija, acompañarlo con afecto y disfrutar si a la chica le va bien y acompañarla y sostenerla si un día la historia se corta, o la engancha llorando por algún desamor como sufren todos los seres humanos de la tierra en algún momento de su vida. Lo mismo que hizo con sus otros hijos, y lo mismo que hará, si Dios quiere, con Lorenzo. Porque nos vamos poniendo viejos, pero el sentimiento paternal nunca se pierde.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig