in

EnojadoEnojado TernuraTernura Dios Mio!Dios Mio!

Súper Pachano para todos siempre

Una vez más, Aníbal Pachano nos sigue dando un ejemplo de fortaleza y superación increíble

Con un estilo distinto al de otras temporadas no menos impactante, pero un poco más conciliador y divertido– Pachano es una de las grandes figuras de la tele 2019.

FORTALEZA

Aníbal es una persona que supo convivir con el éxito de su carrera por un lado y con la batalla diaria por su salud por el otro. No es fácil convivir con ambas cosas básicamente porque la vida tiene muchos altibajos, y tener fortaleza mental es clave para una enfermedad tan complicada combinada con un medio tan bravo como el nuestro. No obstante, Aníbal sabe navegar esos mares con una entereza para admirar. Así fue como hace unos años nos enteramos, de una manera muy traumática, que el VIH era su lucha. A eso hay que sumarle que hace muy poco tiempo confesó que padece cáncer de pulmón, algo que también esta batallando. En el medio de todo este tema, durante 2019 se reinventó como nunca.

NUEVO PACHANO

Atrás quedó el Pachano que supo ser jurado del Bailando por un sueño siempre picante pero yendo al choque: hoy, sin perder su picardía y su acidez en las devoluciones, Aníbal se toma todo mucho más tranquilo y se divierte en el show más visto de la televisión argentina. Uno de los primeros pasos para reinventarse fue Bendita, donde fue alguna que otra vez como invitado hasta que llegó al panel fijo, también con otro estilo, divirtiéndose como nunca, apelando a las pelucas y a las bromas. Sin lugar a dudas, este es otro Pachano.

SU FAMILIA

Un pilar fundamental en su vida es su familia, con quien Aníbal estableció lazos más que fuertes, sobre todo desde hace dos años, cuando al creador de Botton Tap le diagnosticaron un cáncer de pulmón con metástasis en el cerebro. Ahí se hizo un vínculo de fuego con su hija Sofía, con quien viajó a Nueva York.

“El pronóstico era tremendo, pero yo le puse humor. ‘De esta voy a salir’, me dije. Y así fue. Me gusta dejar el mensaje de que se puede”, explicó en una entrevista durante el verano. Para ponerle la frutilla al postre con un milagro, el jurado está ganando la batalla: “Aníbal se ha hecho una resonancia muy profunda, de esas que te miran bien por dentro y… ¿qué apareció…? Nada…”, contó Beto Casella, feliz por la noticia y por la situación que atraviesa su compañero.

“Ustedes saben que Pachanito ha peleado y pelea porque esta lucha es de por vida, son cosas bravas”, disparó Casella con el consentimiento de Aníbal, que agregó: “Parece que no encontraron nada, parezco normal –bromeó–, emocionalmente estoy muy bien”. Yo en particular lo quiero mucho, es un gran compañero y me alegra verlo disfrutando de este gran año.

Anna Chiara quiere que se tome como prueba un dibujo que hizo de Biasotti a los cinco años

Marcela Tauro se descargó contra la China Suárez: “Si te contestan es porque le importás”