Albert Baró sobre su novia argentina: «Gracias a ella mi adaptación se hizo más fácil» – Revista Paparazzi

Albert Baró sobre su novia argentina: "Gracias a ella mi adaptación se hizo más fácil"

ROMANCES
ROMANCES

Su rostro es cada vez más familiar entre los televidentes. Quienes son asiduos consumidores de series, seguramente lo conocieron en Merlí, una de las más vistas en Netflix. Los que están alejados de esa plataforma y prefieren consumir canales de televisión, lo están conociendo ahora, en Argentina, tierra de amor y venganza. La mega producción de Pol-ka es una de las más vistas y en gran parte tiene que ver con la diversidad y categoría de los actores que llevan adelante el trabajo. Uno de los que se destacan es Albert Baró (22), un joven con acento español que deleita con su interpretación y enloquece a las mujeres con su rasgos físicos y su tonada tan particular. ¿Quién es este muchacho? Nació en San Esteban de Palautordera, municipio de Cataluña.

 

Albert hace memoria y confiesa que desde que tiene uso de razón la actuación fue su horizonte. El lugar donde siempre quiso triunfar. Debutó con tan sólo 12 años en la serie El corazón de la ciudad. En 2015 tocó el cielo con las manos cuando, luego de varios trabajos en tele y teatro, lo convocaron para que se sumara a Merlí. Allí interpretó a Joan Capdevilla y no tardó mucho en meterse en cada uno de los hogares. En diciembre del año pasado llegó a Buenos Aires para sumarse a la ficción que se emite por El Trece. Cuenta la leyenda que Adrián Suar, fanático de la serie que lo catapultó al estrellato, quedó maravillado con él y no dudó en llamarlo y convencerlo para su proyecto. “Acepté este desafío porque quería salir de mi país, de mi zona de confort. Es un país muy distinto. Lo que más me cuesta es la calle, el tráfico. La organización que puede haber en España creo que aquí es distinta. ‘Quilombo’ le dicen, ¿no? De repente tenés que estar muy atento a la hora de cruzar porque los coches no frenan. Incluso, conduciendo, como que no puedo estar muy relajado. Supongo que por esto le dicen ‘la ciudad de la furia’”, le contó a Teleshow.

 

En Argentina, tierra de amor y venganza, la tira situada en la década del 30, lleva adelante el papel de Bruno Salvat, un joven que llega a Buenos Aires proveniente de Barcelona en busca de venganza. Capítulo a capítulo las escenas cargadas de tensión sexual y amor con Lucía, papel que hace Delfina Chaves, se multiplican. Tal vez por esa capacidad de los dos a la hora de interpretar, que hace tan creíbles las escenas, es que se los vinculó amorosamente. A esto hay que agregarle la gran relación que tienen Albert y Delfina cuando las cámaras se apagan. Ante los rumores, salió rápidamente a responder para dejar en claro que no pasa nada. A la relación le puso el rótulo de amistad. En general, supo incluirse rápido dentro del grupo de trabajo y, en el poco tiempo libre que tiene, aprovecha para salir a pasear por el barrio de Palermo, por ejemplo, con Benjamín Vicuña y la China Suárez o con Gonzalo Heredia y su mujer, Brenda Gandini. Entonces, ¿en qué anda el corazón de este galán que deja obnubiladas a las argentinas?

 

¡Enamorado! Esa inquietud en el área laboral, de alguna manera lo acercó al amor de su vida. Apenas terminó Merlídejó su Cataluña natal para probar suerte en Madrid. Los desafíos como actor no tardaron en llegar… tampoco los amorosos. Por esas cosas del destino, aun sin saber que iba a venir al país a trabajar ni mucho menos generar este fenómeno que se está tejiendo a su alrededor, se le cruzó una argentina en su vida. Si bien él no quiere hablar de esto, cuentan desde su entorno que fue amor a primera vista. Desde hace nueve meses está de novio con Nerina Urtubey, una bella periodista que conoció en Madrid.

 

La joven, por cuestiones laborales, reparte su tiempo entre Buenos Aires y la capital española. Con el noviazgo consolidado, Urtubey fue pieza importante en la adaptación del joven en nuestras tierras. No sólo por las costumbres, como detalló más arriba, sino por cuestiones afectivas. El actor cuenta que si bien fue difícil dejar su tierra, que ella haya podido acompañarlo en sus primeros días en Argentina fue muy importante para no sentirse solo en esos instantes primarios, en los que aún no conocía al elenco, con el que terminó haciendo buenas migas y hasta haciéndose de algunos amigos. “Ella tenía unos días libres y me pudo acompañar. Gracias a eso la adaptación está siendo un poco menos dura. No tengo mucho para decir, la verdad es que no estoy acostumbrado a este tipo de notas, allá en España nunca me han venido a preguntar nunca nada sobre ella”. Los chicos son partidarios del bajo perfil y prefieren mantener la relación bajo siete llaves. Mejor no mediatizar el romance para que no se les vaya de las manos. Más allá de que por cuestiones laborales muchas veces hay desencuentros, cuando están juntos no dejan de mimarse. Salidas por el Tigre o también recorridas por los bares porteños con los amigos nuevos que se van sumando a su lista. Gracias al romance con Nerina, el español sumó costumbres argentinas a su vida. Más allá de pasearse con la camiseta de la Selección, regalo que le hizo la rubia, también sumó el gusto por el mate amargo. 

 

 

 
 
 

 
 
 
 
 

 
 

 
 
 

Unos amargos en buena compañía.

Una publicación compartida de Albert Baró (@albertbaro_) el

Albert Baró junto a su novia argentina

Albert Baró junto a su novia argentina

Nerina Urtubey, la novia argentina del actor catalán

Nerina Urtubey, la novia argentina del actor catalán

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig