Diego Brancatelli y el mejor regalo de aniversario de bodas – Revista Paparazzi

Diego Brancatelli y el mejor regalo de aniversario de bodas

ROMANCES
ROMANCES

El destacado panelista de Intratablesy su mujer, la periodista de Arriba argentinos,se convirtieron nuevamente en padres tras la llegada de su segundo hijo, que nació por cesárea el 5 de abril en la Clínica Suizo Argentina. Y a una semana de haber dado a luz a Luca, la flamante mamá volvió a su casa y junto con su marido comparte las primeras imágenes con el nuevo integrante de la familia. “El parto se adelantó. Llegó el mismo día en que cumplíamos 6 años de casados y enseguida suspendimos cosas que teníamos. De hecho, me faltaban preparar varias cosas para el bolso”, detalló Cecilia Insinga (35) luego de dar a luz. Ya instalados en su casa de Villa Urquiza, adaptándose a los cambios y a dormir pocas horas, el propio Diego Brancatelli (42) brinda detalles del día a día con el pequeño recién nacido: “Es muy diferente la llegada del segundo hijo. Lo bueno es que el amor es el mismo, la experiencia es hermosa y se está lleno de felicidad. Lo negativo es que los tiempos se acortan y es más difícil la vida cotidiana. Al menos eso pasa en estos primeros días, donde todo es un caos. Uno que llora, el otro que está celoso y demanda más de lo habitual”.

 

–¿Cómo fue el parto?

–El primero me senté y al minuto ya estaba el cordón cortado y nos lo dieron. En este segundo estuve como diez minutos con Ceci mientras se escuchaba cómo se pedían los elementos quirúrgicos, el ruido de que sopleteaban algo. En este bajaron la sábana y vi cuando sacaban todo el cuerpito de adentro y lo tiraban del cuello con el cordón unido a la madre. Fue mucho más fuerte y lindo para ver. Hermoso momento, la maravilla de la vida. ¡Algo increíble! Me sorprendió que apenas lo sacaron ya tenía los ojos abiertos. La primera imagen que tengo de Luca es mirándonos a los dos. 

 

–¿Ya le cambiaste pañales?

–Con Valentín tenía miedo la primera vez que cambié los pañales. No sabía cómo se hacía. Me daba miedo agarrarlo, por la fragilidad. Ahora me pasa lo contrario y desde el primer día le cambié los pañales. Uno va aprendiendo a ser padre, y la experiencia con Valentín me permite tratarlo de esa manera. 

 

–¿Cómo fueron estos primeros días?

–¡Un caos! El nene que lloraba, no dormía, Valentín lloraba y tenía fiebre, los dos perros que ladraban, la gente que venía de visita… Nos acomodamos y puedo decir que ya estamos bien. Valen volvió al jardín y los tiempos ya son otros. Ceci se está recuperando de la cesárea, así que estoy a la par para ayudarla, con una especie de licencia de algunas actividades para atender la casa. Para que ella no haga esfuerzos ni malos movimientos. 

 

–¿No hay dos sin tres, o piensan parar acá?

–Cecilia quiere. Yo, por ahora, no. Nos quedó pendiente la nena. Tiempo al tiempo. Hay que ver cómo está todo. Tenemos que estar bien nosotros, bien en lo personal, en lo matrimonial y en lo económico. Todo junto. De acá a tres años veremos, pero por ahora estamos bien así. Por ahora no.

 

–Cecilia y vos son futboleros, pero de cuadros distintos. ¿De qué equipo son los chicos?

–El fútbol fue y es un tema en la relación. Sobre todo con los hijos. El primero decidimos que acompañe al padre, y así fue respetado. Al segundo dijimos que no íbamos a influir, que Luca decida. Pero Cecilia entendió que podía ser de Racing, como ella, más ahora, que salieron campeones. Le dije que no sea influenciado. Ella es muy futbolera, abonada, fanática y quiere ir con él a la cancha. No me disgusta, no me molestaría, pero mi sueño es ir con los dos a la cancha. Va a ser un conflicto y un tironeo permanente…

 

 

Diego Brancatelli junto a Luca, su segundo hijo

Diego Brancatelli junto a Luca, su segundo hijo

Diego Brancatelli y la nena pendiente

Diego Brancatelli y la nena pendiente

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig