La queja de Lizy Tagliani para los hombres: “Me cuesta encontrar pareja” – Revista Paparazzi

La queja de Lizy Tagliani para los hombres: “Me cuesta encontrar pareja”

La conductora, tal vez la más querida por el público por su naturalidad y buen humor, reconoció que “hasta conseguí novios” por piropearlos mientras maneja. ¡Qué levante!
ROMANCES
ROMANCES

El crecimiento de Lizy Tagliani ha sido acelerado. Casi meteórico, pues tampoco ha pasado tanto tiempo desde aquella noche que cambió su vida. Fue, claro, cuando Marcelo Tinelli decidió darle unos segundos de aire a esa mujer que desde una visión televisiva y comercial tenía toda la pinta de diamante en bruto. Sabio conocedor del asunto, el conductor de “Showmatch” le puso un micrófono en la mano y la peluquera, a puro carisma y sentido del humor, la rompió.

Apenas unos segundos le bastaron para ganarse la simpatía del público y, consecuentemente, la eligieron para reemplazar a Loly Antoniale en el Bailando por un Sueño, nada menos. Desde entonces, se carrera en los medios se desarrolló progresivamente, en ascenso. Lizy Jamás detuvo su evolución y en la actualidad conduce El precio justo, uno de los programas de Telefé más vistos por la familia en su conjunto, un rol que la terminó de instalar en la televisión.

Sin embargo, más allá de su exitosa actualidad laboral, Lizy siente que en el aspecto sentimental no está corriendo la misma suerte. “Está difícil conseguir pareja. Para mí tengo cosas de hombre grande, mañoso, no querer salir y demás…”, reflexionó la estilista a la hora de analizar las razones que le impiden terminar con su soltería.

TAGLIANI, GANADORA DEL MARTIN FIERRO.

“Y eso que yo soy de tirar tiros, no tengo problema, me encanta”, reconoció, pero dio a entender que a veces siente no manejar los acercamientos de la mejor manera: “En Carlos Paz después del boliche Calama, invité a un chico a casa. Estuvimos juntos y al despedirse quiso que lo llevara de regreso. ¡Yo vivía arriba de una montaña! Le dije `en la puerta pasa el colectivo´ Recuerdo que salimos a las cuatro y media de la tarde para el teatro y el chico todavía estaba ahí”, explicó entre risas, aunque con cierto grado de autocrítica.

Ni más ni menos que una anécdota que refleja nítidamente a la Lizy hoy. Afortunada en el trabajo, popularmente querida y con un crecimiento profesional veloz. En el amor, todavía, está con el freno de mano puesto.

ESTE FUE EL ULTIMO NOVIO PUBLICO DE TAGLIANI.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig