Norman Briski se refirió a su joven pareja y reconoce: «Mi cuñado dijo que …» – Revista Paparazzi

Norman Briski se refirió a su joven pareja y reconoce: "Mi cuñado dijo que ..."

ROMANCES
ROMANCES

Indudablemente, el amor trasciende cualquier barrera. Porque el afecto también forma parte de la transgresión, sobre todo si la idea principal no tiene otra finalidad más importante que fortalecer los vínculos. Se habló muchos en los últimos años de famosos, como Marcelo Tinelli o Dady Brieva, por mencionar algunos ejemplos. Y el motivo no tuvo que ver estrictamente con sus actividades. Ni con la popularidad del conductor de Showmatch ni con el éxito o las fuertes declaraciones políticas del humorista que supo ser parte de las épocas más esplendorosas de Midachi. Los comentarios surgieron por otras razones, mucho más sanas y hermosas.

 

Concretamente, por haberse convertido en padres después de los 50 años. En el libreto de los argentinos, con el transcurso del tiempo y una suerte de renovación en el pensamiento colectivo, hechos como estos ya dejaron de llamar la atención. Cada vez es más común enterarse de situaciones idénticas, con familias que se agrandan sorpresivamente, sin darle demasiada importancia al momento que la pareja esté transitando. Sin embargo, que episodios de este tipo ya estén prácticamente naturalizados socialmente, no quita que el caso de Norman Briski (81) no haya dejado boquiabierto a más de uno. El actor, diríamos, lleva la delantera en la fila de los famosos argentinos que volvieron a encontrarse con la paternidad con los plazos biológicos tradicionales ya excedidos. Lo suyo fue para el Libro Guinness, pues la mujer de Brisky, llamada Eliana Wassermann ¡tuvo gemelas! en 2015, cuando el flamante papá tenía nada menos que 77 abriles.

 

Hoy, con SibelinaGalatea a punto de soplar su cuarta velita (nacieron el 27 de agosto), Briski disfruta de su nueva familia como cualquier hijo de vecino. Sale a caminar con su pareja y con sus pequeñas con total vitalidad, y a las tres las mima como nadie. Incluso se ríe con su pareja cuando recuerdan el día en que Eliana les comunicó a sus seres queridos que estaba embarazada de un hombre ¡40 años más grande que ella! “Esa vez mi papá me dijo que Norman podía ser mi papá… Pero peor mi hermano, que me dijo que Norman podía ser ¡mi abuelo!”,fue la pícara explicación de Wassermann cuando revivió aquella singular anécdota. Eliana es actriz, y cuando confirmó el embarazo se hallaba trabajando en la obra Las cincuenta nereidas.

 

Eso fue lo que la inspiró a proponerle a Norman, autor del libro, los nombres de las hijas que, a esa altura, ya estaban en camino. “Las nereidas son unas sirenitas, y dos de ellas se escapan porque no quieren seguir más al servicio del hombre. Esos personajes eran Sibelina y Galatea”, remarcó. Eliana es mamá únicamente de las gemelas, pero Norman, ya al momento de recibirlas, tenía tres hijos de relaciones anteriores. Hablamos de Gastón(fruto de su unión con Nacha Guevara), Olinda Catalina, que son adultos y respaldan la nueva etapa que tiene a su papá como protagonista. Obviamente, en el papel más lindo que Dios le pudo haber dado. 

 

“Tengo hijos lindos, y eso hace que todo fluya más fácilmente, que uno pueda poner la puntería en el lugar exacto donde depositar su creatividad. Tuve suerte, mis hijos son lindas personas”, confesó Norman, que con su inusual decisión de volver a ser papá a los setenta largos, les “pasó al trapo” a Tinelli, Brieva y todos los famosos que hasta ahora lograron romper las barreras a través del amor paternal. 

Norman Briski junto a su mujer y sus hijas

Norman Briski junto a su mujer y sus hijas

Norman Briski junto a su mujer y sus hijas

Norman Briski junto a su mujer y sus hijas

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig