Romina Gaetani y Huevo Muller: ¡las primeras fotos del romance del verano! – Revista Paparazzi

Romina Gaetani y Huevo Muller: ¡las primeras fotos del romance del verano!

Los rumores hablaban de noviazgo y ellos se atrevieron a confirmarlo con una salida en pareja a pura diversión en la noche de Carlos Paz: “Huevo” y Gaetani, compañeros en la obra “Perfectos Desconocidos”, ya no se ocultan.
ROMANCES
ROMANCES

"No voy a decir nada porque no hay nada que decir”. La conversación con Alejandro Müller (60) se dio en buenos términos. Vía WhatsApp, fueron apenas algunos mensajes. Un ida y vuelta que terminó pronto. Algo previsible, pues el actor es protagonista del romance menos pensado y a la vez más mediatizado de la temporada. Tipo macanudo, de buena predisposición en la mayoría de los casos, Huevo contestó amablemente, pero puso un freno rápidamente.

No quiso referirse, literalmente, a su noviazgo con Romina Gaetani (42). “Hablemos de mi trabajo”, pidió con buena onda, sabiendo que al desviar el foco de la charla quedaría a salvo de las preguntas relacionadas que teníamos preparadas, concernientes, claro, a su vida privada. Periodísticamente parecía tener poco sentido hablar de su presente laboral, pues, como viene ocurriendo en los últimos años, Müller la está rompiendo en teatro.

Al igual que lo sucedido con su paso por Mi mujer se llama Mauricio en Mar del Plata, su papel en Perfectos desconocidos, la obra que se brinda en Carlos Paz, también ha recibido excelentes críticas. Precisamente en el elenco que hoy integra fue que nació su amor con la exprotagonista de Herederos de una venganza. Con el compañerismo y la buena convivencia laboral como puertas de entrada, la pareja fue dándole forma al vínculo en los ensayos y también en las salidas grupales compartidas después de cada función.

Pese a que los separan algunos años, la impresión que se llevaron sus compañeros fue que entre los dos existía una química distinta, en lo que atañe al trabajo arriba del escenario. Afloraba, entonces, la posibilidad de que se animaran a ir por algo más, sin descartar, por supuesto, que ese feed back pudiera conducir a una cercanía que trascendiera los límites del compañerismo. Probablemente por este motivo, para los colegas que participan de Perfectos desconocidos la confirmación del noviazgo no fue algo sorprendente.

Se lo veían venir, para ser más claros. Todo lo contrario ocurrió con la prensa que cubre el mundo del espectáculo y, por qué no, con un importante segmento de la opinión pública, ese que sigue minuto a minuto los idas y vueltas sentimentales de la farándula. “No voy a decir nada porque no hay nada para decir”.

La respuesta de Alejandro fue automática. De sus entrañas no sale el más mínimo deseo de contar cómo marchan los primeros pasos de su historia con Romina. “Hablemos de mi trabajo”, pidió, segundos después, para modificar el rumbo de una conversación que en realidad iba encaminada hacia sus días puertas adentro. ¿Para qué redundar sobre lo laboral si ya está todo dicho? La mejor respuesta es su propia trayectoria. La gente ya la conoce. Lo que quiere saber el público, obviamente, es otra cosa.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig