A Flor Vigna su pareja la abandonó a mitad de camino, pero igual ¡pudo! – Revista Paparazzi

A Flor Vigna su pareja la abandonó a mitad de camino, pero igual ¡pudo!

Sin categoría
Sin categoría

Criada en Floresta, donde compartió el amor familiar y transitó las primeras experiencias con amigas, Flor Vigna se ganó un lugar en el espectáculo con su corta edad. Dueña de unos hermosos veintitrés años, los tiempos de estudiar comedia musical en la academia de Julio Bocca fueron el puntapié inicial. Hasta que el destino la acercó al casting de Combate –después de pasar por muchos y volver a su casa, en más de una oportunidad, frustrada– y el programa de Canal 9 la acercó a la popularidad y a la fama. Tanto que la pantalla que le dio el programa de desafíos físicos así como también la insistencia de los fans que fue cosechando hizo que el propio Marcelo Tinelli se fijara en ella. Y el año pasado tuvo su primera oportunidad en la gran pista de Bailando por un sueño. Co-equiper de Pedro Alfonso, la bella rubia y el actor llegaron a la final del certamen y compitieron mano a mano con el Polaco, resultando ganadores de la edición 2016. Y, siguiendo la tradición, volvieron a ser parte del staff en la edición del corriente año. Pero las condiciones no fueron las mismas…

Movidito, movidito. Pasadas las primeras galas de Showmatch, Peter decidió bajarse del envío para apostar a la actuación. Y Flor tuvo que adaptarse a un nuevo compañero: Agustín Casanova. Sin embargo, esa no fue la única prueba que tuvo que superar. Avanzado el ciclo televisivo, el líder de Marama también decidió irse del programa, y la tercera fue la vencida para Vigna. Incluso, para el jurado compuesto por Angel de Brito, Marcelo Polino, Moria Casán y Carolina Ardohain, el nuevo cambio le fue beneficioso. De la mano de Gonzalo Gerber, bailarín de perfil bajo, la rubia se pudo lucir y llegar a la gran final, haciéndole honor al refrán de que “no hay mal que por bien no venga…”. Sin embargo, ahí no se terminaron las pruebas a superar. La ídola teen afrontó la separación durante una semana de su novio hace tres años, Nicolás Occhiato con quien, finalmente, encararon la reconciliación. Así, entre ensayos, coreos y temáticas diferentes y algunos desafíos, Vigna fue la elegida para competir contra Laurita Fernández y Federico Bal, en la noche de despedida, el último vivo del año.

¡De galardón! El lunes 18, pasadas las diez y media de la noche, Tinelli comenzó con la conducción del último programa del ciclo. Nerviosa, Vigna desembarcó en la pista y junto con su bailarín le pusieron el cuerpo a cuatro ritmos: música disco, tango, merengue y cumbia pop. Siempre acompañada como fiel testigo por su pareja, Florcita dio todo lo mejor de sí en las coreos, así como también lo hicieron sus rivales, Laurita y Fede. Y después de la una de la mañana, ya emocionada al borde de las lágrimas, fue consagrada como bicampeona con un 50,9 por ciento de los votos a su favor. Pero la celebración no terminó ahí. A la salida de La Corte, sobre calle Fraga al 100, cientos de fanáticos la esperaron con besos, espuma y demostraciones de cariño que la acompañaron por una cuadra, hasta que logró subirse a su auto. Y terminó la noche festejando con una cena de madrugada con el equipo de trabajo de Showmatch en Happening, de Costanera Norte, hasta las cuatro de la madrugada. ¡Felicitaciones! 

Su compañero en la vida

Su compañero en la vida

Su compañero en la pista

Su compañero en la pista

El gran festejo de Flor

El gran festejo de Flor

Más información en paparazzi.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig