Las vacaciones más exóticas de Anamá Ferreira: «Conocí una cultura maravillosa» – Revista Paparazzi

Las vacaciones más exóticas de Anamá Ferreira: "Conocí una cultura maravillosa"

Sin categoría
Sin categoría

Pese a ser prácticamente un emblema en el mundo de la moda y llevar casi toda una vida residiendo en el país, Anamá Ferreira (67) ha elegido conservar una distancia con los medios a lo largo de su trayectoria como diseñadora. A diferencia de otras colegas, que tal vez no cuentan con su conocimiento en indumentaria pero poseen otra cintura para relacionarse públicamente, la brasileña se refugió en su trabajo y de esa forma se mantiene vigente al día de hoy. Así, sin maratones por los canales ni declaraciones rimbombantes a las revistas del corazón, pero sin dejar de vestir a figuras importantísimas de las pasarelas, Anamá transitó la mayor parte de su carrera.

 

Si bien experimentó participaciones en distintos espacios de televisión en los años 80 y 90, el golpe masivo de popularidad, sin dudas, lo registró cuando Marcelo Tinelli la convocó para participar de la temporada 2018 del Bailando por un sueño. Más allá de pasar sin pena ni gloria por el certamen en lo referido a logros, haber pisado la pista más famosa del país le sirvió de mucho. Básicamente para refrescar su imagen ante las nuevas generaciones, y además, aunque parezca un dato menor, para sentirse reconocida tras un largo trecho sin ser parte de un show tan prestigioso. Como generalmente suele sucederle a un famoso que pasa por un espectáculo de alto rating, la demanda de trabajo para Anamá se multiplicó. Y lejos de agrandarse y rechazarlos, alegando estrés o falta de tiempo, la ex modelo se desdobló y cumplió con cada uno de sus compromisos. Pero eso sí: una vez que acomodó las tareas y consiguió delegar en sus colaboradores lo pendiente, armó las valijas y partió camino a un reparador descanso.

 

La brasileña se tomó vacaciones y eligió como destino un sitio poco usual turísticamente, pero extremadamente atractivo por su cultura. Anamá se fue a Egipto. Paseó por El Cairo, conoció las pirámides y aprovechó para distenderse estableciendo vínculos con gente del lugar, para interiorizarse más acerca de cómo es la vida en el país africano. Porque si hay algo que no asusta a la brasileña son los prejuicios. Le sigue costando hablar correctamente español pese a llevar varias décadas habitando este suelo. ¿Cómo habrá logrado hacerse entender allá? Al regreso, seguramente, se lo preguntaremos… 

 

 

Anamá visitó Egipto

Anamá visitó Egipto

Anamá visitó Egipto

Anamá visitó Egipto

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig