Andrea Frigerio, la mala de ATAV, se confiesa: «Todos tenemos nuestro lugar oscuro» – Revista Paparazzi

Andrea Frigerio, la mala de ATAV, se confiesa: "Todos tenemos nuestro lugar oscuro"

TEVE
TEVE

Hace años que Andrea Frigerio (57) insiste en su deseo de actuar. Integrante de comedias, películas y algunas ficciones, ahora es una de las figuras de Argentina, tierra de amor y venganza, la nueva apuesta de Pol-ka para las noches de El Trece.“Leí mucho del tema y tengo las gráficas que me mandaron, donde están los precios de las actividades sexuales, el bucal, el común, con brasero, sin brasero, por centavos. En su momento, estaba totalmente reglamentado y en connivencia con la Policía, con políticos y médicos que firmaban libretas sanitarias. Estaba todo totalmente orquestado para que la doble moral de la época –entre los años treinta y los cuarenta–, los grandes apellidos y los políticos pudieran frecuentar los burdeles mientras sus mujeres hacían la vista gorda para que no las molestaran y poder tomar el té, viajar y comprarse cosas. Igual, no hablemos en pasado, hablemos en presente. Este año se cumplió una década de rescatar trece mil ciento cincuenta y tres personas victimas de la trata de personas en Argentina. Todavía hay burdeles, whiskerías, lugares con gente hacinada dedicada al comercio sexual”. 

 

–¿Qué cuenta tu personaje?

–Entre 1890 y pasados los años 30, los burdeles tenían reglamentos y eran permitidos, legales. Pero dentro del reglamento tenía una mujer como gerente o regenta de la “casa de tolerancia”, como así se llamaban. Y hago de la madama del burdel más importante de la época, que era el Varsovia. Es malísima con las internas porque les hace padecer todo lo que ella vivió cuando vino a la Argentina y empezó a ejercer la prostitución. 

 

–Una mujer complicada…

–No le tiene miedo a nada salvo a su jefe. Entre ellos hubo una historia y ella sigue enamorada, como en un síndrome de Estocolmo, y él ya no. El la tiene como la esposa del trabajo, entonces la desprecia, se la quiere sacar de encima, le hincha las pelotas, todo lo que le dice le molesta. Y cada vez que ella se le acerca, lo que recibe es mucho desprecio. Tiene una vida horrible. Y como toda persona que tiene una vida horrible, es mala. ¡Y esta es muy mala! Está resentida, se le pasó la juventud, la frescura, y eso hace que también compita con las chicas, se muere de celos. Y cuando llega al lugar el personaje de la China Suárez, se vuelve loca, porque no quiere que la desplacen. Tiene varias caras…

 

–¿Qué significa eso?

–Cuando recibe a los clientes del lugar habla en francés, es amorosa y se hace la sexy. Y, sin embargo, cuando está en las habitaciones con las chicas, parece que le falta el látigo. De hecho, lo tiene. Cuando está con el jefe tiene una actitud más sumisa. Y, no sé si puedo contarlo, también es el eje de una historia paralela, tiene un hijo y no quiere que se sepa porque tiene miedo de que la eche, y ese es su costado más humano. Leí hasta el libro cuarenta y pico y vine al estudio y pedí, por favor, los nuevos que llegaron. Te los mandan de forma digital, pero a mí me gusta leerlos en papel, a la vieja usanza. La terminología que usamos es la de la época. Todo el tiempo estoy investigando el lunfardo de la época, para no incluir lenguaje que no tenga que ver. Un insulto de la época, por ejemplo, era “otario”, y lo decimos todo el tiempo en la ficción. Hay un tango de Carlos Gardel que se llama “Madame Ivonne”, que cuenta la historia de una mujer que viene a la Argentina desde Francia porque alguien de acá la trajo. Este laburo te hace investigar muchas cosas. Leo cosas y me imagino a mis papás, a mis abuelos, todo el tiempo yendo para atrás en mi historia. ¡Me encanta hacer de mala! Todos tenemos nuestro lugar oscuro, y exorcizarlo es divino. 

 

 
 
 

 
 
 
 
 

 
 

 
 
 

#madameivonne recibe a sus clientes en el #burdel @gonzaloezequielheredia es #aldomoretti #atav

Una publicación compartida de Andrea frigerio (@andreafrigeriook) el

Andrea Frigerio y una mala, muy mala, en ATAV

Andrea Frigerio y una mala, muy mala, en ATAV

Andrea Frigerio y una mala, muy mala, en ATAV

Andrea Frigerio y una mala, muy mala, en ATAV

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig