Cecilia Dopazo: «La tele está vetusta, sólo hay novelas turcas y panelistas comentando cosas» – Revista Paparazzi

Cecilia Dopazo: "La tele está vetusta, sólo hay novelas turcas y panelistas comentando cosas"

TEVE
TEVE

Tal vez no es lo que más le guste, tal vez se adapta entendiendo que la vida es evolución. Actriz de cine, teatro y televisión, hoy Cecilia Dopazo (49) es parte de El mundo de Mateo, serie que se visualiza por la Televisión Pública y por Flow, a través de Cablevisión, en la tendencia a nuevas plataformas. Reflexiva en sus devoluciones, la mamá de dos varones adolescentes y esposa del director Juan Taratuto comienza reconociendo que “mientras veía el primer capítulo, sentada en la butaca, con todos mis compañeros al lado, sentía que es el nuevo cine. Se ha dejado de hacer cine nacional. Lo tenía a Fernán Mirás al lado, que hicimos varias películas juntos, era el estreno de cine. Esto es lo que sé hacer, por suerte, y está bueno que sea así. Visto en plataformas termina siendo una película cortada en ocho capítulos, por ejemplo. Y que, lo más probable, si te enganchás, es que te quedes hasta las tres de la mañana y la mires toda", arranca.

 

"No queda mucho más que aceptar el cambio a las nuevas formas de trabajo e ir por eso. Hay series que se están haciendo con mucho esfuerzo y, a la vez, con mucha calidad donde, quizá, no se notan los bajos recursos económicos. En este caso, El mundo de Mateo puede salir a competir al mundo con cualquier otra. Hay que aceptarlo y, ojalá, este momento económico pase rápido y se pueda generar más de esto. Con Fernán, después de Tango feroz, una peli que disfrutaron muchas generaciones, hicimos Caballos salvajes. Y, después de eso, no recuerdo otra oportunidad, hasta esta… Sí, nos reencontramos en situaciones sociales de trabajo, pero nada más”, aseguró la integrante del elenco de Gente feliz, en el Multiteatro.

 

 

–¿En su momento terminó bien la pareja con Mirás?

–Sí, muy bien. Es un amor, así que es lindísimo trabajar juntos de vuelta.

 

–Tu personaje refleja a una madre angustiante, ¿cómo lo viviste en lo personal durante las grabaciones?

–Muy difícil. La verdad es que me dio mucho miedo cuando acepté este personaje. Hay que meterse con un nivel de profundidad con las emociones y la tristeza, que no sabía si iba a poder llegar. Mi personaje tiene que transitar lo peor que puede vivir un ser humano: que desaparezca un hijo. Y que, después, tenga el desenlace que tiene. Me gustó indagar y me quedé conforme con el resultado, fue muy fuerte.

 

–¿El cine está transitando sus últimos tiempos?

–Como todo, es probable que al cine sigan yendo los cinéfilos, la gente a la que realmente le gusta el cine, lo mismo que al teatro. La situación de comunión mientras uno ve una película es única. También es muy valioso subirte a un medio de transporte o a un auto. Entrar a un cine o a un teatro te da un nivel de compromiso que no te lo da Netflix ni ninguna plataforma, que te tocan el timbre y ponés pausa, te suena el teléfono y revisás el WhatsApp. Ir a ver la obra de arte te da un compromiso y una concentración que es muy importante para uno, que es como meditar. Es parar la vida cotidiana y brindarse a ese espacio para lo espiritual.

 

 

–El secretario de Cultura, Pablo Avelluto, se presentó en la Feria del Libro y la gente se dio vuelta para no escuchar su discurso…

–Es todo un gesto, es polémico. Oscilo entre que es importante hacerse notar pero quizá ese no sea el modo. Quizá, una manifestación afuera, con buena educación, pero no lo sé… tengo sentimientos encontrados en relación con eso. Los escraches, en general, no me parece que sean la manera. Hay que recurrir a quien haya que hacerlo: a la Policía, a la Justicia. Los escraches son un último recurso con el que no comulgo. Pero me parece que hay que comunicar cuando uno no está de acuerdo, enojado, y hacerlo enfáticamente.

 

–En los últimos años casi no hiciste tele, ¿por una decisión especial?

–Son muy pocos los actores que deciden rechazar trabajos. Hay muy poco trabajo. La televisión ya está vetusta. Es muy poquito lo que se hace. Son novelas turcas y panelistas comentando cosas. No hay ficción. Son pocos los actores que están trabajando en tele. Aparecen estas otras oportunidades muy interesantes. Esta época no son los noventa, cuando muchos actores podíamos elegir qué hacer. Es una postura bastante estúpida que no concuerda con la realidad.

 

–La crisis en Argentina está instalada y se la vincula, muchas veces, con lo que sucede en Venezuela. ¿Cómo lo ves? 

–Lo que pasa en Venezuela lo vivo con mucha tristeza, angustia, es espantoso. A la vez, al escuchar a Catherine Fulop comparando la situación con Hitler, los campos de concentración y, puntualmente, con los judíos, me pareció muy poco feliz. Está todo muy enfervorizado. Nosotros no estamos cerca de ser Venezuela, nuestra historia es diferente. Que pasamos por un 2001, del cual aprendimos, y otras fechas más para atrás. Siempre está el tirabomba que lo dice, el desestabilizador y los grupos que se ven beneficiados con ese tipo de amenazas, pero yo, sinceramente, no lo creo.

 

–Estás en teatro haciendo Gente feliz, ¿la renovada Avenida Corrientes jugó a favor?

–Creo que lo va a decir el tiempo… En principio, creo que sí. Pero tampoco vivo por ahí cerca y soy parte del tránsito de lunes a viernes hasta las siete de la tarde. Se sacó un carril, quedan cuatro y, a partir de las siete de la tarde se hace peatonal. En primera instancia, considero que beneficia mucho. Quedó preciosa y la gente pasea un montón por ahí, más allá de que pueda o no comprar una entrada de teatro, que es muy poca esa gente, o de que puedan meterse en un restó a comer, es un muy lindo paseo. Es importante tener espacios públicos lindos donde uno pueda pasear. 

 

 
 
 

 
 
 
 
 

 
 

 
 
 

Y acá la otra cara 🤩con mis amorosas y talentosas compañeras @marialealok @palmerpatriciaactriz @laura_esquivel 🥰🥳💕

Una publicación compartida de Cecilia Dopazo (@mcecidopazo) el

La actriz es muy crítica de la profesión actual.

La actriz es muy crítica de la profesión actual.

Cecilia trabaja en la apuesta: El mundo de Mateo.

Cecilia trabaja en la apuesta: El mundo de Mateo.

Dopazo está casada con Juan Taratuto, famoso director.

Dopazo está casada con Juan Taratuto, famoso director.

Dopazo también está haciendo teatro.

Dopazo también está haciendo teatro.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig