in

El hijo de Valeria… ¡es una Mazza! Todos los secretos del lindo de Tiziano Gravier

Se llama Tiziano y es el segundo de los cuatro hijos de la modelo. Representó a la Argentina en esquí alpino en los Juegos Olímpicos de la Juventud, y obtuvo el 7º puesto entre 63 participantes. Además… ¡está soltero! ¡Hagan fila, chicas!

Por donde se lo mire es un ganador. Tiziano Gravier, el segundo hijo de la supermodelo Valeria Mazza (47) y el empresario Alejandro Gravier (57), acaba de cumplir 18 años, pero cuando todavía tenía 17 concretó su gran sueño: representar a la Argentina en la disciplina esquí alpino en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno, llevados a cabo en Lausanne, Suiza. En la competencia el joven portó la bandera argentina y, entre 63 participantes de todo el mundo, obtuvo el séptimo lugar. ¡Un gran logro!

Pero no sólo gana en el deporte. Además, el muchacho es súper fachero. Alto, de figura atlética y ojos claros, Tizi, como lo llama su mamá, rompe corazones. Estuvo de novio hasta hace poco, según le contó a Gente. “Se hacía difícil viviendo seis meses afuera”, detalló en esa oportunidad en referencia al estilo de vida que adoptó desde hace dos años y por el que permanece seis meses en la nieve, entre el sur argentino y Europa.

Consciente de sus atributos físicos, Tiziano no descarta pisar las pasarelas, como lo hiciera exitosamente su madre durante toda su vida. “De chico me ofrecieron hacer campañas, pero siempre me negué por vergüenza. Ahora lo tomo desde otro lugar. Ya no soy el nene que va acompañado por sus papás. Así que, dependiendo de la propuesta, lo pensaría. No dejo ninguna puerta cerrada”, dijo sin vueltas.

De cualquier modo, él deja muy en claro que su pasión es el esquí. Y también que pasará por la universidad. “Voy a seguir la carrera de Negocios digitales en el San Andrés. Es una nueva carrera que combina administración y programación. Mis padres me dijeron que algo debía estudiar, aunque tengo clarísimo que quiero seguir esquiando… Por eso me decidí por esa universidad: cuenta con un programa para deportistas que me cuadra perfecto”, explicó.

Y de vuelta de los JJOO, Valeria, Alejandro, Tiziano y Taína (11) viajaron a Punta del Este para pasar unos días en la playa. Los otros integrantes de la familia, Balthazar (21) y Benicio (14), no fueron de la partida. El mayor estudia Ingeniería industrial y se encuentra en Madrid realizando una pasantía laboral y el tercero de los hijos está entrenando con un grupo de esquí en Italia.

Con emoción, Tiziano subraya la presencia de su familia durante las competencias. “La familia siempre es mi mejor hinchada. Ellos son importantes para mi rendimiento, más que nada en un deporte que exige estar tanto tiempo afuera. Es normal extrañar la casa de uno, los amigos, hábitos de Buenos Aires… Y que estén cerca ayuda un montón. Encima, al ser tan unidos, nos gusta estar juntos y disfrutamos mucho de cada momento”, explicó el deportista.

En la costa uruguaya Tiziano se encontró con amigos y disfrutó del mar y el sol. Después de tanta nieve viene bien un poco de playa… Pero, aunque el calorcito charrúa hizo de las suyas y doró su piel hasta hacer resaltar sus ojazos verdes, él ya estaba concentrado en lo que vendría: el entrenamiento con el equipo nacional en Europa. Así es, el 5 de febrero Tiziano viajó al Viejo Continente para empezar a entrenar. Su próximo desafío es el Mundial Junior que se llevará a cabo en Noruega. Allí cumplió sus 18 años este jovencito, gran promesa del deporte nacional.

Comentarios