El triunfo de Yhosva Montoya en La Voz fue celebrado como un mundial en todo Chubut, su provincia – Revista Paparazzi

El triunfo de Yhosva Montoya en La Voz fue celebrado como un mundial en todo Chubut, su provincia

La gente salió a la calle a gritar "dale campeón". En Gaimán, Trelew, Rawson y Dolavon fueron todos "al obelisco" como si Messi hubiera levantado la Copa del Mundo.
TEVE
TEVE

Gaiman queda en el corazón del valle que recorre el Río Chubut. Sus calles con nombres "ingleses" son la primera e ineludible referencia de su origen "británico", o en realidad galés. Allí hay tantas casas de té -el famoso te de las 5- como parrillas para comerse un choripán o una tira de asado. Cuando Lady Di vino a la Argentina la visitó, y el sillón donde se sentó es guardado como una reliquia por sus habitantes, que ahora tienen otro motivo, uno propio, para celebrar: Yhosva Montoya ganó La Voz Argentina y la gente lo celebró como si Argentina se hubiera apoderado del mundial de fútbol.

Mientras las redes sociales se llenaban de quejas, rezongos, protestas y llamaradas de bronca, los chubutenses no le dieron bolilla a ese clamor de injusticia y se entregaron a un carnaval de corrido que les alegró una noche no muy fría pero propia de las condiciones climáticas habituales de la patagonia argentina. Un saquito, una campera, a los sumo un gorrito y unos guantes y listo, a la calle a gritar y a saltar.

El fértil, ventoso y muy turístico valle medio del Chubut ocupa el noreste marítimo de la provincia y abarca en sus extremos a Puerto Madryn y la península Valdés -famosa en todo el mundo por su avistaje de ballenas y su mar de aguas calmas en Puerto Pirámides- hasta Dolavon, pasando por Trelew, Rawson y Gaiman. Lo cruza la ruta 3, pero para ir a Gaiman en un momento hay que desviarse. En el camino se observan unos y otros molinos que sirven para energía eólica.

En Gaiman se vivió toda la jornada con un clima de tensión creciente. A las 10 de la noche no había un alma en la calle. Estaban todos mirando el programa, sabiendo que su pollo no era el favorito, al menos en las redes sociales. Para el mundo virtual debía ganar la polla de Lali Espósito. A Yhosva lo apadrinó La Sole Soledad Pastorutti, consagrada como tricampeona invicta. Lo que toca se convierte en oro.

La explosión que se escuchó cuando Marley anunció al ganador y era Yhosva no se recuerda en mucho tiempo. Cientos de personas reunidas en el gimnasio local se unieron en un solo grito y terminaron abrazadas unas con otras como si Yhosva, el hijo pródigo del pueblo, los hubiera unido tanto como un gol contra Germinal por el campeonato de la Liga en la Villa deportiva roja y negra.

Poco a poco, los que estaban en sus casas se unieron a la celebración popular y tanto la avenida principal del pueblo con sus calles laterales se vieron invadidas por bocinazos, gritos y una algarabía que desbordó por todos lados. Atronó "el dale campeón", una situación que se repitió en otras localidades de la región, como la capital provincial, Rawson, y la febril y agitada Trelew, donde largas hileras de automóviles haciendo bochinche rompieron la habitual modorra de las noches pueblerinas.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig