in

EnojadoEnojado LlantoLlanto TernuraTernura DivertidoDivertido AmorAmor Dios Mio!Dios Mio!

Federico Bal: “Hoy reemplazo a una novia con mi perro y con…”

El actor estrena Crímenes imposibles en la pantalla grande. Soltero y sin ganas de compromisos, habla de los enfrentamientos familiares con su hermana Julieta y de la delicada realidad de su papá.

Un nuevo estreno cinematográfico tiene como protagonista a Federico Bal (30). Crímenes imposibles desembarcará en la pantalla grande y el hijo de Santiago –internado en una clínica de rehabilitación hace varias semanas– y Carmen Barbieri lo vive como un gran desafío.

“Estoy feliz con todo el trabajo que estoy teniendo, en mi mejor momento. Trabajo muchas horas, pero no puedo quejarme porque estoy viviendo un sueño… un sueño que se gestó desde muy chico. Mis viejos me hicieron amar el cine, más el de suspenso o de terror. Yo era muy fanático de las películas de Freddy Krueger, de Jason, amo el cine de terror, de espíritus, zombis, el thriller psicológico, como esta película. Mis padres también me inculcaron el amor por el cine clásico. Y, de golpe, estudié cine cuando terminé el secundario. Y eso me hizo hoy, después de mi paso por el Bailando, de mis obras de teatro, de mi Federico popular y comercial poder encarar un proyecto como este, que me tiene fascinado”, comienza.

Uno a veces firma y acepta un proyecto sin saber a dónde puede llegar, y la peli está recorriendo el mundo en siete festivales muy importantes. Siempre pensé que iba a estar detrás de escena, pero una cosa fue llevando a la otra. Primero apareció Rumbo al mar, el filme que hice con mi viejo, que se estrena en enero. Y uno de los productores es el director de esta peli, la persona que me ofreció este guion. Cuando lo leí, me dije que no podía no hacerlo, pero aparecieron mis miedos pensando en los prejuicios de la gente, de si podrán aceptarme haciendo un rol tan dramático y, entre comillas, en serio”, agrega.

–¿Tanto te pesaba eso?
–¡Claro que pesa! Sería un mentiroso si dijera que no. El argentino es así, no sé si te puede ver en otra faceta, pero creo que voy a poder hacer convivir esa sensación. Puedo estar en el Bailando y puedo componer un personaje oscuro, dramático en una película.

–¿Son los primeros pasos para alejarte definitivamente de lo mediático?
–Es un poco mi idea… No es fácil. Es un trabajo que vengo haciendo hace un par de años donde trato, a mis parejas, mantenerlas más en privado. Después, las cosas me terminan saliendo mal. La realidad es que empieza queriendo ser así, pero… No busco mujeres mediáticas ni nada. Sucede que trabajo con bailarinas, actrices y terminan siendo conocidas también. La última pareja que tuve quise mantenerla lo más en privado que pude hasta que llegó la propuesta del Bailando para ella ¿Y qué le voy a decir, que no lo haga? Y al tiempo se terminó la pareja, y está bien. Hay que entender que tiene ciclos la vida, las relaciones, y así lo tomo. Y ahora, llegando a mis treinta años, quiero que se conozca mi vida laboral, no la personal.

–¿Tuviste que hacer ajustes por la crisis?
–¿Recortes económicos? Terribles… Hay una creencia de que al actor no le falta nada, y no es así. Tal vez, hoy estoy viviendo un momento en que las entradas que tengo me dejan viviendo bien. Pero los lujos no me los doy como en otro momento. Los viajes que hacía con mi vieja… no viajo más hace un montón. A comer afuera voy poco. Hay una realidad que, al final del mes, las cuentas son apretadas. Me cargué de deudas, de créditos UVA, que te cambian a partir del dólar, es muy difícil. Pero aun así tengo fe en que todo puede llegar a cambiar.

–¿Te sorprendió que Julieta, tu hermana, después de tanto distanciamiento, se acerque a la clínica donde está internado tu papa a verlo?
–No, no me sorprendió. Me parece que es lo que tiene que hacer una hija. Por más que estés mal con tu viejo, lo que tenés que hacer es aparecer en los momentos malos. Cada hijo vivió una historia diferente con papá. Conmigo fue un padre excelente, capaz que con mis hermanos no. El resto, cada uno como hijo tiene que empezar a entender la vida como puede y que la vida se acaba para todos, más para nuestros padres. Tuve y tengo un papá muy grande y hay que entender que las cosas hay que decirlas en vida, no hay que arrepentirse cuando no está. Por eso siempre le reclamaba a mi hermana que apareciera en los momentos en que papá estaba bien. Cuando está mal, ¿qué le podés hablar en coma? Me cuesta explicarlo porque estoy distanciado de Julieta. En mi adentro hay cosas que me diferencian de mi hermana. Con mamá no vivimos la mejor parte, vivimos la peor, los peores momentos de salud de papá.

–Tal vez serían los que más podrían soltar pero son los que más están.
–Puede ser… pero cada uno siente como puede y así vive la vida. Hoy se ocupa de todo lo económico la Asociación Argentina de Actores. Muchas veces tuvimos gastos enormes de los que mamá y yo nos hicimos cargo, pero ahora entendieron que es momento de aparecer. Y ahora se confirmó que la estrella de papá, como la de los grandes artistas que pasaron por la Avenida Corrientes, va a estar en el Tabarís. Papá está feliz, se lo merece porque lo bueno es poder homenajear a los artistas del país en vida. No va a poder ir porque no está caminando, muy pasivo en la cama y con muy poca fuerza.

–¿Cuánto tiempo pasará hasta que vuelvas a tener novia?
–Calculo que por un tiempo largo no voy a tener novia. Necesito estar solo, ocupado en mi trabajo, en encontrarme conmigo. Soy muy noviero, me gusta estar en pareja, compartir, terminar el día y comer algo rico con mi novia. Pero hoy lo reemplazo con mi perro, con amigos, con una buena salida con ellos hasta que aparezca un nuevo amor… ¡Qué mejor que enamorarse!

Escrito por Noelia Santone

Celeste Cid: “Estoy de novia con alguien que me transmite confianza”

Eleonora Wexler: “El hombre tiene que encontrar la forma de relacionarse con la mujer actual”