Hugo Varela: “Lo mío puede ser feo o malo, pero es único” – Revista Paparazzi

Hugo Varela: “Lo mío puede ser feo o malo, pero es único”

Para el artista, que la rompe en el Teatro Astral con un show que finaliza con la gente bailando en la calle, uno de los grandes secretos de su trayectoria fue la creatividad. Sobre la TV tuvo una mirada crítica.
TEVE
TEVE

Amoladoras, serruchos, pinzas y llaves francesas. Morsas, formones, limas y herramientas de precisión. En el taller de Hugo Varela (73) la fotografía se asemeja a la de una ferretería industrial, y cada producto que empieza a cobrar vida en sus entrañas lleva el sello distintivo de la fabricación casera. El músico, con sus propias manos, construye de principio a fin esos singulares instrumentos que escapan a lo convencional y divierten a la gente una vez que les da protagonismo en cada uno de sus shows.

El arte, para el longilíneo lutier, también tiene que ver con eso: con la capacidad de concebir la creatividad como la matriz soberana de un espectáculo. Pero ojo: antes de llevar a cabo la presentación en sociedad de sus invenciones, el Flaco pone en marcha una prueba piloto en el teatro que montó en… ¡el living de su casa! “Ha pasado cada monstruo por acá”, confiesa Varela, quien aseguró haberles prestado su escenario a figuras de la talla, por ejemplo, de Luis Salinas. “Se enteraron y me lo mangaron para poder ensayar… Obviamente no tuve drama”, explicó más tarde.

Las únicas que faltan son las butacas, pero el resto está. Hay telón, suficiente espacio para desplazarse en los cuatro sentidos y una ubicación frontal, con perspectiva aérea, especialmente preparada para el iluminador.

“Es un poco mi ADN. A mí me interesa que se valore mi inventiva. No tanto que valoren mi humor. Me considero un creativo. Sinceramente jamás hice un viaje específico, pero cada vez que salgo al exterior no dejo de prestarles atención a los instrumentos típicos para ver qué jugo puedo sacar. Yo creo en eso. Me encanta el rótulo de inventor ¿Por qué creo que en las últimas décadas no surgió ningún otro Hugo Varela? Para mí todo humorista, todo artista, debe ser personal y único. Aunque lo que hagas sea feo o malo, que sea tuyo. Y si no innovás sos más de lo mismo”, explicó.

La situación del país también fue tema de charla con Varela: “Con 40 años de trayectoria, mal que mal, a uno lo llaman casi por inercia. Pero no me puedo apartar de lo que veo en mi barrio. Yo lo dije claramente: me gustan los procesos nacionales y populares. La confitería en el medio del lago, conmigo no va. Por algo pedí en el teatro que haya una movida, una inyección de entusiasmo provocada por el show y también que se baje el precio de las entradas todo lo que se pueda. O hacer acuerdos con los sindicatos al 50 por ciento… A mí no me perjudica empatar, no me cambia la carrera", avisa.

"No es casual que al cerrar el show salgamos todos juntos a la calle a bailar en la vereda con el público. Yo hacía dos años que no hacía nada en Buenos Aires. La verdad, no me sentía con ganas ¿Por qué tanto tiempo sin estar con continuidad en televisión? Tuve fantasías y hasta posibilidades. Pero los productores de acá creen que poniendo diez humoristas te vas a reír como loco. Y eso es un error. Si ponés diez bailarines y un humorista, es otra cosa. Es preferible mostrar lo tuyo diez minutos, solo, a estar perdido en una caterva de humoristas”, sigue.

En la misma línea, el artista aseguró que “solamente el talentoso, hoy, está en condiciones de ir formando un lenguaje único ¿Qué miro en televisión? Política y Netflix. No quiero que nadie me pase por arriba o decir: `Uy, estamos en la Revolución de Mayo y yo no me enteré´. Estoy muy metido con eso y con los cambios culturales", afirma.

" ¿Cuál es mi opinión sobre el feminismo? De todas las revoluciones y luchas que ha habido, de guetos que tenían que defenderse con uñas y dientes para ser respetados, valoro mucho la revolución feminista. Por más que a uno le moleste mucho por su historia machista, es una de las cosas mas fuertes que hay, y creo que no es una moda. Va a generar un cambio importante. Como toda revolución, tiene sus cosas exageradas o con las que uno puede no estar de acuerdo, pero yo la respeto mucho”, cierra.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig