Julieta Díaz: “La maternidad saca lo mejor y lo peor de uno” – Revista Paparazzi

Julieta Díaz: “La maternidad saca lo mejor y lo peor de uno”

Una de las protagonistas de Pequeña Victoria reflexiona sobre la subrogación de vientre. Y no les escapa a las versiones de romance con Adrián: “Con Suar hay confianza con los cuerpos, ya nos besamos mucho”.
TEVE
TEVE

De negro, elegante, con peinado alto y sonriente, Julieta Díaz (42) posa ante la lente. Pero ese no es su desafío sino el que arrancó hace pocos días en las noches de Telefe, Pequeña Victoria, su nuevo protagónico. Mamá de una princesa de cuatro años y medio y defensora de los derechos femeninos, aceptó ser parte de la historia porque “hablar de estos temas hoy es lo que me atrajo de esta ficción. Y que realmente sea una comedia romántica, con tono familiar para que el tema llegue, hablando de estas maternidades, femineidades, paternidades, de todas las nuevas maneras de amor", afirma.

"Como madre aprendo minuto a minuto y el trabajo te va abriendo otras perspectivas. Hay cosas que suceden en la telenovela que me podrían pasar a mí, y me gusta hacerme preguntas. Entre otras cosas, cómo se puede ser más paciente, cuáles son mis puntos débiles, que me doy cuenta de cuáles son y que los quiero cambiar. En su momento, no me planteé la posibilidad personal de un vientre subrogado porque busqué un bebé y quedé embarazada", dice.

"Pero si tenés el deseo muy arraigado, lo podés pensar, lo podés tener en cuenta como una opción. La sociedad argentina está preparada para escuchar y ver una historia televisiva y no sentirse interpelada. El tema es verlo y aceptar. Hoy la verdadera grieta que hay que romper, que hay que unir, es la nuestra, la que está dentro de cada uno. Siempre pienso que para empatizar con los personajes o con las personas no necesito ser igual a ellos. No hay tanta oferta en novelas, y si podemos entre El Trece y Telefe, ofrecer una buena ficción los dos y que estemos cabeza a cabeza para que el género crezca, me parece una maravilla”, agrega.

–Las madres sostienen que un hijo cambia la vida, ¿en qué te la modificó a vos?
–En la rutina… ¡seguro! Hay mucha idealización con eso también. Obvio, cambian las prioridades pero pareciera que uno tiene todas las respuestas. Y cuando sos madre o padre, tenés más preguntas que antes, y simplemente hay algo que se profundiza. Pero a veces las experiencias de vida se profundizan igual aunque no seas padre o madre. El tema está en que cuando vas creciendo, que se avance en una sabiduría, en sentirse más sabio, tener más sentido del humor, aceptación y piedad. Básicamente, hacerse más sabio para llegar a la muerte lo mejor posible. Les hijes son una cosa más… no hace falta tenerlos para ser un iluminado. A veces me siento la persona más amorosa y generosa, y en otras oportunidades, una porquería. La maternidad y la paternidad sacan lo mejor y lo peor de uno, son una experiencia intensa, si uno se involucra.

–¡Claro!
–Como te decía, entendí que puedo ser muy amorosa, generosa o también una bruja. Mi hija me mira y me dice: “No te enojes”. Tengo realmente que controlarme porque ella la pasa mal si me enojo.

–¿Tu nena te ve en la tele, en el cine?
–Le da un poco de impresión. Cuando le dije de qué trabajaba y le conté que hacía personajes, me dijo que le daba miedo. Le pregunté si quería ver algo de lo que hice o hago y me dijo que no. Es muy chiquita, ya se va a enganchar.

–¿Cómo está tu corazón hoy? Hace poco contaste que estabas conociendo a Tute, el humorista…
–Estoy muy bien, muy tranquila, en todas las áreas. Estoy separada, divorciada del padre de Elena (Brent Federighi), y en este momento, muy tranquila. Por favor, no preguntes más, que me da vergüenza…

–También, hace algunas semanas, se habló de una versión de romance con Adrián Suar.
–Con Adrián tenemos mucha confianza. Trabajamos hace muchos años de pareja y hay confianza con los cuerpos, porque ya nos besamos mucho. Entonces, cuando nos vemos nos abrazamos y nos queremos mucho pero nunca salimos ni saldremos, no pasa por ahí. Se nos vio bailando (en la fiesta por los 25 años de Pol-ka, a fines de agosto), donde nos hicimos los locos, le di un beso en la mejilla y pareció un chupón (en la boca), pero nada que ver.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig