in

La increíble revelación de Gladys, la bomba tucumana, sobre su cuerpo

La cantante dijo en el programa de Angel de Brito que “me puse un chip sexual”. ¡Qué genia!

Esta semana, Gladys, la bomba tucumana, debutó en la pista del Cantando por un sueño. Y, como era de esperar, la muchacha lo hizo con todo: al aire de canal 13 se peleó duro con Karina La Princesita y eso la llevó a todos los programas de chimentos, donde contó “el” dato de estos días y que la tiene de muy buen humor. Pero… ¿qué pasó? La mamá de Tyago Griffo se puso el chip sexual.

“Estoy como nueva y renovada porque me pusieron un chip sexual, ¡me mandé esa, sí! Me lo puso un doctor en Tucumán para que esté de buen humor”, dijo la cantante en el programa Los Angeles de la mañana, que conduce Angel de Brito.

“Corté con Sebastián, mi novio de cuando estuve en el Bailando por un sueño. Teníamos una crisis de pareja irremediable así que se terminó. Se acabó el amor, la magia, la llama”, agregó ante la mirada de Laurita Fernández en el estudio del Cantando.

LA PELEA DE LA SEMANA CON KARINA

En eltrece, le preguntaron: “Si Karina es la princesita, ¿vos sos la reina?”, disparó Ángel de Brito. “Yo soy “la bomba tucumana”, ese apodo me lo puso un locutor de radio. Hasta ese momento era “Gladys Morena”. Cuando llegué acá, este locutor dijo: ‘Esta chica que llega de Tucumán es una bomba’. Y quedó”, contó Gladys.

Karina está muy bien. Ella tiene pico también, ya lo demostró en el ‘Bailando’. Va al frente y tiene carácter”. En cuanto al 7 que recibió como puntuación, expresó: “¿Bajini, no? Igual somos divinas las dos, nos regalamos muchas flores. En esta época de pandemia tenemos que cambiar, ser más buenitos”, agregó.

“Karina está muy bien. Ella tiene pico también, ya lo demostró en el ‘Bailando’. Va al frente y tiene carácter”, elogió La Bomba a la Princesita.

“No es fácil cantar cumbias. Yo estoy acá por mi hijo, quiero que todo el país conozca a este gran artista. Yo soy limitada, no existo a su lado. Él es artista, compone, me supera ampliamente”, cerró.

Comentarios