La tremenda carta que Baby Etchecopar le escribió a Jorge Rial: «No sentí piedad al verte con los ojos húmedos. La gente tiene memoria y…» – Revista Paparazzi

La tremenda carta que Baby Etchecopar le escribió a Jorge Rial: "No sentí piedad al verte con los ojos húmedos. La gente tiene memoria y..."

El conductor es uno de los críticos más impiadosos del ex Intruso, y no lo perdonó tras su renuncia a Tv Nostra.
TEVE
TEVE

"Cuando tu rival esté en el piso o de rodillas, en vez de disfrutar ayudalo a levantarse" dice una máxima del boxeo que nunca le habrán leído, contado o dicho a Baby Etchecopar: con Jorge Rial derribado para toda la cuenta por los derechazos, ganchos y uppercuts que le pegó el rating en los dos meses que duró Tv Nostra, el polémico conductor se hizo un picnic con su enemigo. Y en vez de tenderle una mano, hizo leña del árbol caído.

Etchecopar, que rompió lanzas con Rial por el "caso Beatriz Salomón" y desde entonces se convirtió en uno de sus críticos más implacables, se volcó a su cuenta de Instagram para expresarse tras la renuncia de JR a continuar con Tv Nostra, el programa con el que había vuelto a la pantalla chica tras interrumpir 20 años al frente de Intrusos. Después de un buen comienzo, el rating se evaporó hasta medir menos que la televisión pública y quedar con promedios que empezaban con "cero punto...".

Rial comprendió que no había nada que hacer y el viernes, sorpresivamente, anunció el final del programa y que "me voy a tomar un tiempo lejos de todo este ruido". Además, se hizo cargo de los malos resultados y admitió que cometió "un error" al creer que se "las sabía todas, cuando la realidad me indica otra cosa". Sobre el final de su discruso, en lo que pareció una especie de larga despedida de la tele, se le vieron los ojos vidriosos.

"Mañana me puede pasar a mí. No me causó estupor, tampoco alegría, no disfruté, ni tampoco tomé una pastilla para dormir. Lo que sé es que no sentí piedad al verte con los ojos húmedos echándote la culpa" arrancó Baby su largo y potente descargo virtual.

Sin perder el tono guerrero, Baby le dijo a Rial "Realmente nunca te desprecié, tampoco te odié, no uso métodos que no dan resultado como meterse en la cama de la gente, o pararse en la puerta de los alojamientos con una cámara, o tratar de destruir matrimonios con chismes berretas, o llenarse la boca gritando a los cuatro vientos que sabes todo de todo el mundo, o echar a un amigo y dejarlo sin trabajo en el peor momento de su vida. Creo que la gente aprendió a diferenciar, y nos dimos cuenta que TODO  no es lo mismo, con esto de la pandemia empezó a cotizar la dignidad. No es que la gente no entendió tu estilo, es que la gente tiene memoria y en un momento se acuerda de todo y te las hace pagar".

Furioso, agregó que "Nuestro mundo no es un mundo, es una mentira que como gladiadores tuberculosos salimos todos los días a que Ibope nos muestre su pulgar. La vida está afuera, lo importante no es comprarte un convertible sino poder viajar con la capota baja, un día me pasará a mi y realmente lo estoy esperando para poder ser feliz, para dedicarme a lo que amo, para sacarme el reloj.  No somos nada de lo que creemos ser y si nos caemos del maquillaje nos matamos, por eso después de 30 años de conocerte muy bien, creo que es la mejor forma que un viejo adversario despida a un amigo"

En el final, Baby no perdió dureza. Más bien todo lo contrario: "No doy consejos, solo te sugiero que si un día volvés a la carrera te pinches un dedo y te des cuenta que sangras como todos los mortales a los que hiciste sufrir.  Algo sé de autos, nunca manejaste una Ferrari, fuiste un buen piloto de karting".

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig