Laurita Fernández: “Con Nico somos una familia, pero para ser mamá voy a…” – Revista Paparazzi

Laurita Fernández: “Con Nico somos una familia, pero para ser mamá voy a…”

La protagonista de Departamento de soltero habla de cómo la afectaron las declaraciones de la convivencia con Nico Cabré y cuáles son sus planes, lejos de la maternidad.
TEVE
TEVE

Tiene la posibilidad de elegir y la aprovecha. Dueña de una ductilidad que le permite bailar, conducir y actuar, Laurita Fernández (29) protagoniza Departamento de soltero en el Teatro Atlas, en Mar del Plata, con Nicolás Cabré y Christian Sancho.

Feliz en La Feliz, arranca contando: “Esta obra, por más que sea una comedia romántica, tiene la estructura de un musical. Entonces, en la apuesta es bastante similar al musical con el que supe hacer temporada acá y en la Avenida Corrientes. La apuesta es similar porque también es imponente, pero la historia es completamente distinta, mi personaje también lo es, y eso está buenísimo. Me permite jugar con otra cosa, es un desafío también, y es contar otro cuento. Y, encima, el año pasado vine con Nico acompañándome, y esta vez tengo la posibilidad de compartir escenario, lo que me encanta. El hacía muchos años que no venía, la última vez que lo hizo fue con Alfredo Alcón… Y durante el verano pasado le picó un poco el bichito de venir a Mardel y hacer temporada. Y apenas salió la oportunidad de venir dijimos que sí, de cabeza. Además, en el comienzo de 2019 la pasé bárbaro, genial acá”, recordó, la novia del también actor.

“Mi personaje se llama Beti, trabaja en la compañía de seguros donde lo hace el personaje de Nico. Es una looser, una mina que está enamorada del hombre equivocado, que toma malas decisiones y que termina viviendo en el departamento de soltero de Nico. Y a partir de ahí se desarrolla la historia. Departamento de soltero se llama así porque él es un pichi en su trabajo y todos sus compañeros le piden el departamento para usarlo de bulo… Entonces él duerme afuera de su casa todas las noches con tal de ascender en el trabajo. Y la obra habla un poco de eso: cuánto estás dispuesto a resignar para tener éxito profesional y tener otras cosas en la vida. Es muy linda, la gente se ríe mucho, tiene momentos muy dulces, se terminan emocionando… es un viaje hermoso. Y ahora ya arrancamos a full con el trabajo”.

–¿Cómo viene el proyecto de formar una familia con Nicolás?
–¡Ya somos una familia! Obviamente están las ganas de agrandarla más adelante. La verdad es que ahora yo tengo ganas de hacer otras cosas, de trabajar. Ser mamá demanda tiempo. Demandaría que yo parara de trabajar, y por ahí estoy en un momento donde tengo ganas de hacer otras cosas primero. Lo otro ya vendrá…

–Antes de arrancar el año estuvieron de vacaciones, ¿cómo fueron?
–No sabés cómo las estaba esperando. Amo trabajar, hacer lo que hago, pero hay momentos en los que uno necesita parar un poquito, y nos obligamos a tomarnos estas vacaciones. ¡La pasé divino! Hicimos, sobre todo, mucha playa. No quería nada que me demandara recorrer y caminar. Quería tirarme debajo del sol y disfrutar. Nada de cumplir con ningún horario, levantarme a la hora que quiero. Estuve en familia, y eso fue buenísimo porque hacía mucho que no viajaba con mi mamá y con mi hermana. Vino la hija de Nico, también; fue hermoso.

–Se habló mucho de tu frase sobre la convivencia con Nico: “Me retó porque no hice la cama”.
–¡El título ese fue una guachada! Lo digo sin pelos en la lengua. Una, cuando va a hacer una nota para promocionar la obra de teatro, entiende que tiene que responder unas veinte preguntas sobre cosas que, quizá, no tenés ganas de contar. Pero una accede porque es parte de esto, y lo entiendo. Pero sí cuento que a él le gusta el orden, y a veces, los días que me levanto de mal humor o estoy mal, le dejo todo desordenado a propósito para molestarlo… Enseguida, él lo vio desordenado y pensó que yo me había enojado. Yo cuento en chiste eso, y si después lo sacan de contexto y lo ponen en un título para que se interprete otra cosa totalmente diferente, lamentablemente una dice: “No podés hablar”. Me pareció injusto, no lo conocen a Nico, es un hombre bueno, respetuoso y de buena madera. Y creo que si hubiesen dicho al revés, que a mí me gusta el orden y él deja desordenado, hubieran dicho que yo lo tengo cortito. Hay un desfasaje y algo que no es parejo. Encima fue algo que lo dijimos riéndonos, en un contexto distinto, la persona que puso el título ni siquiera estuvo en la nota, fue puesto para tener más clics o para provocar.

–En general, no sos de contestar, esta vez sí lo hacés.
–No soy de contestar, pero esta vez sí lo hago porque me pareció, insisto, sumamente injusto.

–¿Decidiste no contar más nada de tu vida?
–Hay medios en los que te podés sentir más cómoda hablando. Otros en los que, definitivamente, no.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig