Lionel Messi con Migue Granados en Olga: la entrevista completa al mejor del mundo – Revista Paparazzi

Lionel Messi con Migue Granados en Olga: la entrevista completa al mejor del mundo

Dijo que no cerraron la fábrica con Antonella y les encantaría que venga la nena, garantizó su presencia en la Copa América del año que viene pero repitió que todavía no piensa en el mundial 2026 porque está lejos y -¡Atención!- deslizó que uno de sus sueños sigue siendo jugar alguna vez en Newell´s.
TEVE
TEVE

Lionel Messi le dio a Olga, el canal de stream que lidera Migue Granados, una nota de 40 minutos. Para muchos se trató de la entrevista "más descontracturada que dio en toda su vida". Aquí, un repaso "minuto a minuto" de todo lo que fue diciendo el mejor del mundo, para muchos el mejor de todos los tiempos, el capitán del seleccionado, el goleador, el GOAT, el ídolo, el marido, el papá, el amigo, el capitán, el 10. EL.

"Ya sé que tuviste un bebé. Pero está en tu casa el nene... ¿Qué podés hacer desde acá?" (cuando Migue le avisó que iba a dejar el celular prendido por si su mujer quería decirle, avisarle o preguntarle algo)

"Estoy bien. Muy bien. Hay gente que me sigue de toda la vida y ya me conoce. Se me nota mucho cuando estoy contento. Bueno, adentro de la cancha, porque afuera poca gente me conoce".

"Lo dije. Era la idea. Empezar a descomprimir un poco. Después de tantos años de carrera tan competitivos, quería encarar las cosas de otra manera. Por eso elegimos Miami".

"Nos levantamos a las 7 con los nenes. Los llevamos a la escuela. Todas las noches pongo el despertador. Me levanto a las, desayunamos, los llevo a la escuela y ahí me voy al entrenamiento. Entrenamos temprano por el calor. Si, las tostadas las hago yo".

"Todos comemos tostadas, chocolatada. Ellos la piden. Y arranco para el club. En el club tenés que cumnplir horarios. Yo no puedo llegar a cualquier horario, y si llegás tarde tenés multa. Pero no pasa por la multa sino por el hecho, por no dar un mal ejemplo".

"A casa vuelvo a la 1. Comemos con Antonella solos. Comemos, vamos a dormir la siesta, miramos algo por la tele. Serie, películas. Lo que pinte. A las 3 arrancamos para buscar a los nenes al cole y de ahí entrenamiento. Ellos empezaron a jugar ahora en el club y hay que llevarlos".

"Thiago juega con los de 12 años, Mateo con los de 8 o 9. Ibamos a ir a otra escuelita que está un poco más lejos pero ahí mismo en el club me dijeron que los llevé ahí porque en otro lugar iba a ser un quilombo".

"A los tres les encanta jugar al fútbol. Les gusta mucha. Crecieron con eso también, no es que se los inculqué yo. Siempre fútbol. Yo llevo a mis hijos a entrenar al mismo lugar donde entreno yo. Es muy cómodo eso".

"En París se dio así. La verdad que no fue como esperaba, pero siempre digo que las cosas se dan por algo. Y si bien yo no estaba bien, me tocó ser campeón del mundo estando ahí. Todo pasa por algo, y si tenía que ser ahí, bienvenido".

"Con Mbappé todo bien. Todo bien eh. Y después es entendible, porque yo estaba en el país que por culpa nuestra, por culpa nuestra entre comillas, no habían sido campeones del mundo otra vez, y fui el único jugador que no tuvo reconocimiento cuando había otros 25 jugadores, pero bueno...".

"Después de ser campeón del mundo lo que queda es disfrutar. A mi me encanta lo que hago, yo disfruto jugando,. Obviamente que ahora es de otra manera, por eso la decisión de venir a Miami y no continuar en Europa. Acá se vive de otra manera. Si bien mi personalidad quiero ganar, no me gusta perder a nada y soy competitivo, es más relajado".

"Yo no me doy cuenta si estoy bajando el nievel, me preparo y salgo a la cancha con seriedad y a jugar como siempre. Pero también hay una realidad que tengo más años, que tengo 1000 partidos atrás, y eso pesa".

"Me tapé el tatuaje de la pierna izquierda porque no me gustaba lo que tenía, me lo hice casi sin saber, le dije al tatuador "decime vos que me puedo hacer" para tener algo. Es más, me tendría que dar otra pasada pero no tengo ganas. A esta altura ya no tengo ganas".

"Qué se yo si soy buen padre. Creo que sí. Que estoy, que intento inculcar a mis hijos los valores que me dieron de chiquitos, seguir la linea que me dieron a mi. Soy buen padre por la educación que me dieron mis viejos, total. Yo siempre lo dije, soy como soy por lo que aporendí de chico, por lo que me dieron mis viejos, y por los valores del Barcelona, donde llegué a los 13 años".

"No tengo miedos con mis hijos. Es la típica: hijos chicos, problemas chicos, y cuando vengan grandes aumentarán. Pero ahora son manejables, totalmente".

"¿Cómo hago para bajarlos a tierra? Thiago fue al que más le inculcamos eso porque es el más grande. Y después los hermanos fueron siguiendo la línea de él. Y te soy sincero... no tengo ese problema. La tiene clara en ese sentido, y mucho tiene que ver Thiago. Como es él, su personalidad de líder".

"Son diferentes las personalidades. A Thiago mucho no le gusta lo de ser hijo de Messi. El otro día jugaron su primer partido. Entonces va entrando Thiago y ni te mira, no te saluda. Pero entra Mateo y mira, saluda, aplaude. Son distintos. El otro, el chiquito, es terrible, pero todavía se está definiendo. Tiene 5 años. Si tengo que definir a uno, pobrecito, es el del medio".

"Me cuentan sus cosas, pero cada uno a su modo. A Thiago le cuesta hablar, tiene más confianza con Antonella. Y después ella me cuenta. Antonella es buena madre. La admiro a full. Ella pasa las 24 horas con ellos porque nosotros pasamos mucho tiempo afuera. Partidos, viajes, concentraciones, entrenamientos, pretemporadas. A veces nos vamos un mes, dos meses, o una semana. Ella está todo el día. Yo me he quedado todo el día con los tres y te la regalo...".

"Ya se quebraron la muñeca, ya se lastimaron. A Mateo lo tenés que parar porque te cuenta todo, te habla, no para... y Ciro es más reservado. Ciro no cuenta de él. Cuenta de los demás. Un chusma, je...Thiago es muy sensible, no se puede decir que juega mal por ejemplo".

"Antonella va con pastillas y botiquín para los nenes a todos lados. Ella es muy previsora para esas cosas".

"No sé si cerré la fábrica. Nos gustaría otro, sí. No estamos en la búsqueda, pero nos gustaría que llegue la nena".

"A la noche, a las 9 a mas tardar están durmiendo, y con Antonella es nuestro momento. Quedamos solos y aprovechamos para mirar algo, por ejemplo. Uso mucho el celu también. De 24 horas no sé cuanto estoy con la pantalla, pero boludeo bastante. No regalo likes ni comentarios. Por ahí ponés alguna boludez y después sale en todos lados, y prefiero que no".

"No dejo de hacer muchas cosas, pero algunas sí porque se lo que viene después. En mi día a día, con mi familia y con mis amigos no me privo de nada por pensar en el después. Hay momentos que por ahí no tenés un buen dia o por ahí te pasó algo y estás en un momento de mierda y te tenés que sacar la foto igual. El que viene a pedirte la foto no sabe y tampoco lo entiende, ojo".

"Debe haber lugares donde paso desapercibido. Acá en Estados Unidos por ejemplo. Ahora menos porque estoy acá, pero en muchos lugares paso desapercibido".

"La ropa que uso es decisión mía. Cada uno tiene su estilo, todos somos diferentes. Arriesgamos más o menos Yo voy más a lo seguro. Compró por internet la mayoría de las cosas. Cuando me vestí de duende para Navidad dicen que después se agotaron los productos, y no sé si es verdad. Si eran de una temporada vieja".

"No soy mucho de usar stickers. Soy bastante cortante para los WhatsApp. Lo que si es que cualquiera puede ver si estoy en línea. Eso sí. Y soy mucho más del mensaje que del audio. Mis hijos todavía no tienen celular. Ninguno".

"Ya lo dije: en el próximo mundial no pienso. Está muy lejos. Pienso en la Copa América, que es el año que viene. Es un objetivo llegar bien. Va a estar linda. La que jugamos acá fue muy linda, lástima que perdimos la final, pero acá se disfruta mucho. Después de la Copa América se verá. También hay que ver como me siento yo. Como me sienta, como me encuentre. Faltan tres años todavía".

"Nunca pensé en el día después. Ni tampoco quiero pensarlo. Quiero seguir disfrutando de lo que hago. Di un paso importante al dejar Europa y venir acá pero no quiero pensar en el próximo paso. Tengo un laburo que me encanta hacerlo, y que lo disfruto si bien tengo responsabilidades. Me gusta estar con chicos, enseñar, me gusta director deportivo, pero no se donde voy a arrancar".

"De Argentina me quedaron pocos amigos porque me fui de muy chico y las comunicaciones eran muy dificiles. Uno de mis mejores amigos es el primo de Antonella. Empecé a jugar en Newells a los 6 años, lo concí, iba a la casa y ahí conocí a Antonella".

"De la selección soy amigo de Masche, el Pocho Lavezzi, el Kun, pero ahora lo vi una vez nada más desde que llegué. El viaje mucho. Y ddespués nos fuimos haciendo muy amigo de los de ahora, con Fideo somos amigos. Con Leandro Paredes también. Compartíamos equipo, qué querés".

"Nosotros en Argentina también la pasamos mal. Ahora es todo muy lindo, somos campeones del mundo, de América, y está todo bien, pero en una época no era así eh... La pasamos mal. Nos criticaban mucho y se pasaban el límite. Se zarpaban. No con la gente, la gente apoyó en todos los tiempos"

"Siempre estuvo la idea de disfrutar del fútbol argentino, de jugar en Newells. Es una cancha a la que iba de chiquito y siempre soñé con jugar ahí".

"Ya gané todo. Chamnpios, Liga, Mundial, Copas, eso son los reconocimientos importantes. Los otros como el balón de oro son lindos, pero los importantes son los otros".

Más información en paparazzi.com.ar

 

TEMAS

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig