Mauro Viale: «Jonatan, mi hijo, es un pelot…, un mentiroso» – Revista Paparazzi

Mauro Viale: "Jonatan, mi hijo, es un pelot..., un mentiroso"

TEVE
TEVE
Tiene un estilo periodístico muy particular. Los futboleros que ya superaron la barrera de los 40 años le guardan un respeto especial por sus inicios, cuando en el viejo Canal 7 relataba el resumen del partido central de Fútbol de Primera, a fines de los años 80, y modificaba los apellidos de los jugadores para diferenciarse. Mauro Viale (70) es como Juan Román Riquelme: tómalo o déjalo. No tiene grises. Se puede agarrar a trompadas con Alberto Samid en pleno programa y hasta ser capaz de llamar “pelotudo” su propio hijo estando al aire. No hay un formato profesional que lo limite, y dice lo que piensa. Interrumpe a sus invitados las veces que se le antoja y no duda cuando tiene que sacar de cámara a un cronista que a su criterio está realizando mal su trabajo.
 
Pero tiene una característica que debería ser imitada por más de uno: a lo largo de su carrera como conductor, Mauro (salvando las distancias, también un nombre marca registrada, como Moria, Marcelo, Susana o Mirtha) le ha dado pantalla a mucha gente. A personajes que ni siquiera en sus sueños más dulces imaginaron que algún día estarían en televisión. El egoísmo no es lo suyo y la hipocresía tampoco. Sin ir más lejos, días atrás no le tembló el pulso para criticar duramente a Mirtha Legrand, cuando la diva sentó a su mesa a Natacha Jaitt, y la morocha acusó a varios famosos de estar involucrados en la causa de pedofilia que nació en la pensión del club Independiente. “El domingo anterior ella estaba feliz de la vida. Habían hecho mierda a todo el mundo pero no se habían dado cuenta. Se dio cuenta después, el lunes. Claro, como tiene 90 años, se dio cuenta cuando todos se lo dijeron”, fue el descargo de Mauro al analizar las repercusiones, impensadas, de las denuncias de Jaitt acerca de un tema tan delicado y sensible.
 
No conforme con el pedido de disculpas que llevó adelante Nacho Viale (productor y nieto de Mirtha) y la propia conductora, Mauro continuó arremetiendo, en otro tono y atacando, incluso, a su hijo Jonatan, que también estaba como invitado a la mesa de la diva: “Todo eso forma parte de lo que ustedes tienen que saber. Soy yo el malo de la película, ese que les dice la verdad, pero así fui toda la vida, bastante pelotudo, el que les marca estos momentos. Y después Legrand le dice a Jonatan :`Tu papá no me quiere, ¿no?´. Y el otro va y le miente diciendo que su papá ´la adora´. Un pelotudo, un mentiroso”.
 
Esto ocurrió cuando todavía se escuchaban los ecos de su entrevista al ministro de Energía, Juan José Aranguren, porque si hay algo que distingue a Mauro de muchos de sus colegas es su frontalidad y preguntar lo que la gente realmente quiere saber. “¿En qué están preocupados en el gobierno, Aranguren? Preocupada debería estar la gente con estos aumentos de tarifas. La vida es invivible. La guita no alcanza para nada, salvo que tengas la plata off shore”. Una expresión con la que, a la luz de los últimos acontecimientos, coincide gran parte de los argentinos. Mauro es eso: tómalo o déjalo. 
 

Mauro puso el grito en el cielo por Jony.

Mauro puso el grito en el cielo por Jony.

El periodista pasea con su familia.

El periodista pasea con su familia.

Más información en paparazzi.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig