in

Natalie Weber confesó una promesa si salía bien de la mastectomía: “Dejar de fumar”

La modelo contó el juramento que se propuso en la época del cáncer de mama.

Natalia Weber atravesó un trance muy complejo, uno de esos desafíos que presenta la vida y que ponen a prueba el semblante y el espíritu. Corría el 2016 y la modelo padeció primero la pérdida de un embarazo, de tres meses, y a las semanas le diagnosticaron un cáncer de mama. 

Claro que la reacción primaria pasó por la indignación, e incertidumbre, por eso contaba en esa época: “Me re enojé con la vida. Pensaba todo el tiempo ¿qué hice mal? ¿A quién lastimé?. Nunca actué mal con nadie. No entendía cómo podía tener un cáncer a los 30 años. Estuve diez días sin salir de mi casa”.

Todo este antecedente para comprender la confesión que realizó anoche. Natalie se prestó a un vivo de Instagram, con un periodista de espectáculos, en el detalló una anécdota que no se conocía. La mujer de Mauro Zárate respondió a la consulta de cuándo dejó de fumar y eso abrió las puertas a un relato particular.

Había hecho una promesa cuando me volvió la enfermedad, que me hicieron la mastectomía, que si con esa operación se terminaba todo iba a dejar de fumar”, narró con su buena onda habitual.

También recordó un episodio específico, de una reunión de amigos que actuó como un límite mental para abandonar el vicio. “Cuando Mauro regresó a Vélez, una vez nos juntamos con mis amigas en mi casa, nos quedamos toda la noche tomando, hablando, nadando en la pileta y fumando. Ahí fumé muchísimo y al otro día debía ir a la cancha a ver a mi esposo y me sentía como rara la garganta y me dije ‘no fumo nunca más’. Y así fue”, detalló la bellísima morocha.

Más allá de todo esto, Natalie reconoció: “Tal vez a veces si viene una amiga, le robo una pitada, pero nada más”.

Comentarios