in

Nico Ochiatto extraña mucho a sus abuelos: “Las ganas que tengo de abrazarlos”

Pegote de Conce y Victorio, el campeón del último Bailando está sufriendo el aislamiento de sus “nonos”, pero no deja de mimarlos con divertidas propuestas.

Familiero, Nico Ochiatto tiene debilidad por sus abuelos. Conce y Victorio se hicieron conocidos por acompañarlo a cada presentación del Bailando por un sueño y, sobre todo ella, jugar con Marcelo Tinelli y los integrantes del jurado y del Bar.

A base de carisma y de una historia de vida que incluye casi seis décadas de matrimonio, la pareja se fue ganando el cariño de público como tienen asegurado el de su nieto.

Cada vez que podía, incluso en su programa Todo puede pasar, los domingos a la noche en El 9, el conductor interactuaba al aire con sus “nonos”. Hasta que la pandemia llegó al país y eso ya no fue más posible.

Incluso, hace dos meses que el ex de Flor Vigna no puede verlos y eso lo tiene mal. “Las ganas que tengo de abrazarlos no se la imaginan”, se sinceró el último ganador del Bailando.

“Ellos son de tener el ánimo siempre muy arriba, como los vieron en ShowMatch. Esto del coronavirus no los liquida por ser personas de riesgo sino porque lo más lindo que puede tener un abuelo es que lo vayan a visitar los nietos y los hijos. Viven para eso prácticamente” dijo Nico.

Les están sacando lo mejor, pero es por su salud. Yo de mi lado trato de estar mucho tiempo en contacto. Le abrí un Instragram a mi abuela y le pido que me mande videos para mantenerlos divertidos. Y les leo los comentarios para que se pongan contentos”.

“Le dije que se pongan música, que hagan de cuenta que están en una fiesta italiana, que apaguen las luces y bailen. Ellos eran de salir a bailar mucho antes y me llega este video…”, compartió, Ochiatto, emocionado y algo triste. Ya vendrán tiempos mejores.

Comentarios