in

Pablo Heredia, de ser uno de los favoritos en GH al viaje que le cambió la vida: “La fama no es para cualquiera”

Después de dejar el anonimato de la noche a la mañana en el reality más popular de la Argentina , Pablo Heredia decidió probar suerte en Perú.

La exposición abrumadora de Gran Hermano en 2001 alcanzó picos inconmensurables, difíciles de comprender en esta época de multiplataforma. Los picos de ratings eran moneda corriente en la pantalla chica y en esa edición del reality germinaron figuras como Silvina Luna o Ximena Capristo. También se destacó un participante muy carismático, Pablo Heredia.

Aquel joven de 22 años que salió de la casa con un brote de estrés, mote que lo persiguió algunos años, ya que intentó solicitar su retirada con mucha vehemencia. Después de unos pasos por ficciones como Rebelde Way o Floricienta, el porteño decidió construir su propio camino, con una mochila cargada de sustentos artísticos, como la música, la actuación y el baile.

Transitó por las rutas siguiendo su propia luna y vivió en Uruguay y Brasil. Hasta que encontró su lugar en el mundo en Perú, donde se instaló hace más de cinco años y en el que brilla como actor de novelas, músico y productor musical.

En este contexto de aislamiento obligatorio, Pablo atendió el llamado de Paparazzi para describir su actualidad y su crecimiento profesional. Con la lógica referencia a GH, el morocho empezó la charla rememorando: “Haber estado en Gran Hermano te hace famoso de la noche a la mañana y lo difícil es mantenerse. Yo me dedicaba al espectáculo de antes, hacia shows y estaba acostumbrado a sacarme fotos, a otra escala. Después cuando fue masivo hay que saber manejarlo, la fama no es para cualquiera, es algo complicado de verdad. Siempre estuve orientado a lo artístico, no a lo mediático”.

El hombre que logró que Silvina Luna le declarara su amor direccionó el norte y explicó su presente en las tierras incaicas. “Estoy muy contento ahora, la economía en Perú es difícil a Argentina, por lo que hago acá se paga bien, me ha cambiado la vida. En Argentina hacer plata es complicado”, detalló.

A la hora de profundizar los senderos que atraviesa en el país latinoamericano, Heredia soltó: “Entré con un personaje muy fuerte en una novela con mucho rating. Ahí también manejé la parte musical, hicimos veinticuatro canciones de esa novela que duró tres años. Después empecé a componer para otros artistas y estoy esperando que estrenen una novela en noviembre”.

PERÚ ME CAMBIÓ LA VIDA EN LO PROFESIONAL Y ECONÓMICO

En consonancia con el panorama de cuarentena, que presenta algunas similitudes con el confinamiento en la casa de Gran Hermano, Pablo expuso su punto de vista. “El encierro que teníamos era un aislamiento real, porque no teníamos televisión, internet ni información de nada. Imaginate que durante el reality pasó lo de las torres gemelas. Cuando salí tuve un pico de estrés muy fuerte porque no me dejaban irme antes, la presión súper alta porque estaba con muchísima bronca”, contó el cantante.

EN GH TENÍAMOS UN AISLAMIENTO REAL, PORQUE NO SABÍAMOS NADA DE LO QUE PASABA AFUERA

Justamente inmerso en esta línea de la cuarentena, Pablo dejó entrever una preocupación que lo atañe y que se relaciona con la distancia de su familia. “Extraño a mi familia y a mis viejos. Estar lejos de la familia es difícil, a veces uno abandona todo por la carrera y no se sabe cuando se pueden ir los seres amados”, confesó.

Aquel joven divertido, e histriónico, que conoció el país en la casa más célebre a este hombre que conquistó otras latitudes con su tesón y talento como acompañantes.

Notas: Luciana Elbusto.

Comentarios