¿Por qué Sabrina Rojas le vetó a Luciano Castro volver a trabajar con Celeste Cid? – Revista Paparazzi

¿Por qué Sabrina Rojas le vetó a Luciano Castro volver a trabajar con Celeste Cid?

TEVE
TEVE

Luego de un enero intenso y cargado de responsabilidades, febrero tiene otro color. Si el primer mes del año ella se ocupó de llevar a sus hijos de vacaciones, con toda la carga de obligaciones y trabajo que ello requiere, ahora que regresó a casa, finalmente, volvió a la normalidad. Celeste Cid (35) retomó la rutina de todos los días. Sin novio a la vista, la actriz armó las valijas y con sus dos hijos, André (14) y Antón (2), cruzó el charco para disfrutar de Punta del Este. Si bien intentó ir a descansar y recuperar energías, con dos chicos a cargo no siempre suele lograrse ese estado, si bien el más grande, fruto de la relación con el músico Emmanuel Horvilleur, muchas veces le dio una mano y colaboró para que la estadía fuese mucho más amena. En cambio, el más chiquito, que nació de su vínculo con el actor Michel Noher, se llevó toda la atención de su mamá para que todos pudieran disfrutar del mar y el sol sin sobresaltos. Canchera en el oficio, Celeste se puso la camiseta de mami capitana para que toda la familia disfrutara y se divirtiera.

 

Cumpleaños. En medio del recorrido, el 19 de enero, Celeste cumplió años y, lejos de hacerse drama por el paso del tiempo, le puso el pecho a la situación de la mejor manera. “Ahora uso anteojos y mi interior sonríe”. Tal vez en una de las etapas más lindas de su vida, consagrada, disfrutando de sus amores, y sonriendo ante cada detalle que se le presenta, la edad parece ser un número indistinto que no le pesa. Tal vez, la cuota de disgusto se la proporcionaron los rumores que daban cuenta de que ella podía ser la tercera en discordia en la separación de Luciano Castro y Sabrina Rojas. Los actores compartieron elenco en Las Estrellas, la tira que se emitió por El Trece. Y anteriormente coincidieron en Sos mi hombre, en 2012. Oh, casualidad, en aquel momento también se habló de encuentros clandestinos. Ahora, como antes, Cid puso el grito en el cielo por la información que circuló y que no le gustó nada.

 

Rutina. De nuevo en Buenos Aires, la morocha dejó atrás el descanso. Las obligaciones apremian y hay que prepararse para lo que viene. Por lo pronto, ir a hacer las compras al supermercado oriental que queda a unas cuadras de su casa, en el barrio de Belgrano. Con Antón en el cochecito, porque llevarlo a upa ya es todo un dolor de cintura para la pobre madre, hizo las compras del día. Más allá de que en el barrio la conocen y ya le han pedido un sinfín de fotos en ese trayecto que suele cumplir como hormiga, nunca falta el que se le acerca para pedirle una selfie. Por otro lado, y hablando de trabajo, le puso el cuerpo a la nueva campaña de la marca de lencería de Ivana Figueiras. Y en breve la veremos haciendo nada menos que de Susana Giménez en la biopic de Carlos Monzón. Una mamita que nunca te deja a pata.

Celeste Cid y su vínculo con Luciano Castro

Celeste Cid y su vínculo con Luciano Castro

Celeste Cid y su vínculo con Luciano Castro

Celeste Cid y su vínculo con Luciano Castro

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig