in

Qué es de la vida de Paula Robles, la ex de Marcelo Tinelli: “No tengo novio, mi gran objetivo es la paz del mundo”

La bailarina cuenta con un proyecto personal de arte para las mujeres y reconoce que con Valdés se lleva de maravillas: “Hablamos de todo, claro. Tratamos de desarrolar el vínculo más sano, más fácil”.

La historia de amor de Paula Robles y Marcelo Tinelli comenzó cuando él estaba terminando su romance con Soledad Aquino, la mamá de Mica y Candelaria, sus hijas mayores. Ella, se sabe, era una de las bailarina de ShowMacht y salieron desde 1995 hasta 2009, cuando todo se terminó después de un año de crisis.

Desde ese momento se supo muy poco de la bella y siempre sonriente morocha. Alguna participación en el Bailando por un sueño, Paparazzi la pescó con un novio (“fue sólo de esos días”, dijo después), el cumpleaños de 15 de Juanita, su hija menor (Francisco también es hIjo suyo con Tinelli) y la aparición en los desfiles de Cande y Mica; ¡nada más!

Paula se quedó viviendo en el piso que compartía con Marcelo, en las viejas torres Le Parc, en Palermo (él finalmente se fue a unas 20 cuadras de allí, a una más modernas con Guillermina Valdes unos años después), y la relación es óptima. En algún verano se la pudo ver charlando con la pareja en la zona de La Barra, en Punta del Este.

A los 52, con ganas de seguir volcada al arte, abrió un taller en la zona de Colegiales: “Mulleres es un espacio donde se permiten transformaciones, allí expresamos la potencia femenina y sacar lo mejor de cada una. Es un buen momento para sumar fuerzas y tomar conciencia”, dijo en una entrevista.

PAULA TIENE UN PROYECTO DE ARTE PARA LAS MUJERES.

El arte nos da muchas posibilidades de conectar y herramientas para accionar en conjunto. Así podemos generar un estado de alegría y confianza, que funciona como base para la transformación”, contó Robles.

Como siempre, desde sus días en la pantalla de Telefé, Robles elige un look más bien informal: nada de maquillajes, jaens, zapatillas, camperas livianas es lo suyo. Lejos del glamour que le permite ser la ex de uno de los hombres más importantes de la televisión argentina.

PAULA Y MARCELO, EN EL CUMPLE DE 15 DE JUANA.

“Siempre fui una buscadora del sentido de las cosas. Me interesa el para qué, el por qué. Busco conectar con el corazón y en el hacer. Pienso que cada uno tiene su misión, su camino, y que el gran objetivo es la paz del mundo. Me interesa formarme, para mí es un desafío comunicar. Los medios siempre me buscaron para ver qué pasaba con, si iba o no al Bailando, y es natural que así sea. Pero yo siempre respondía: ‘Cuando haga algo propio, los voy a llamar’. Y así fue. No me sale mostrarme masivamente”, agregó.

“Haber estado en los medios acompañando a Marcelo fue un gran viaje y un aprendizaje. Acompañando y haciendo la mía. Era muy fuerte lo que sucedía exteriormente. Fue todo un desafío no perder ese lugar de mi conexión con lo que quería con respecto a la familia, a él, con lo que me gustaba hacer. Salía y todo era una bomba”, afirmó sobre sus días con Tinelli.

CON GUILLERMINA VALDES TIENE LA MEJOR ONDA.

“No sé si lo padecía el universto Tinelli. Era desafiante. Siempre tomé las cosas desde la fuerza, más allá de mi vulnerabilidad y de mis lugares de sensibilidad y fragilidad. Estaba bueno. Para mi hacer el Bailando fue alucinante. Estar ahí, haciendo la mía, fue muy interesante. Tenía un lugar de contención que era Ideas del Sur, donde iba a bailar y la prensa no me apabullaba. Pero, en la medida en que fui finalista, tuve que abrirme. Sucedió paso a paso, y con una intensidad muy fuerte. Me encantó la experiencia. Muy enriquecedora”, sumó sobre la pista de Tinelli.

MIS HIJOS Y MI NOVIO

Paula no volvió a formar una pareja. Y tiene dos hijos (Francisco y Juana) que ya terminan la adolescencia y se meten en el mundo de los grandes: “Lo vivo con gran responsabilidad y alegría, dándoles herramientas y tomando conciencia del lugar que tienen. Buscamos los espacios para encontrarnos y hablar. Compartimos lo social y lo artístico”, contó Robles.

FRANCISCO Y JUANA SON SUS HIJOS.

“Les pongo límites, claro, de acuerdo a las edades. Hay límites muy determinantes y otras cuestiones que se conversan. Hay que hablar y tener mucha comunicación. A veces, eso me cuesta. De todos modos, ser mamá es lo más maravilloso que me pasó en la vida”, termina.

Robles dice que está sola hace un tiempo: “Creo que los encuentros suceden, son hermosos y hay que vivirlos, pero hoy estoy sola”.

EL ARTE ES SU AMOR HOY.

TINELLI, MI EX, Y SU ACTUAL

Robles siempre habló bien de Marcelo Tinelli. Incluso hoy, a once años de haberse distanciado. “Nuestro víncilo es muy bueno. Los chicos son el vínculo. Hay muy buena onda, muy buena relación. Lo que logramos es un montón. Es algo muy fluido. Hasta con Guillermina, con ella también tenemos muy buena relación. Nuestras hijas son muy contemporáneas, así que son amigas entre sí”, contó Paula.

“Con Guillermina hablamos de todo, claro. Es lo normal, pero tampoco estamos todo el día hablando. Tratamos de desarrolar el vínculo más sano, más fácil. Aprovechas la vida. Es ir liviano. Ser liviano es un compromiso y ese compromiso tiene su profundidad. Se trabaja para eso”, terminó.

Comentarios