¿Quién lo dijo?: «Caminé tanto que me quedó la cola de Sol Pérez» – Revista Paparazzi

¿Quién lo dijo?: "Caminé tanto que me quedó la cola de Sol Pérez"

TEVE
TEVE

Luego de una exitosa temporada de verano haciendo teatro en la ciudad balnearia de Las Grutas, y antes de comenzar a dictar sus clases en la escuela de Reina Reech y de reestrenar en la Avenida Corrientes, Charly G.(49) se fue de vacaciones por el Viejo Continente con su pareja desde hace 6 años, el actor Jonathan Eleftherion (29). “Hace rato que queríamos conocer el este de Europa. La idea era hacerlo cuando terminó el verano, y ahí el euro subió, subió y subió. Y terminó siendo un viaje familiar, con la familia de Jony, gasolero. Fueron unas hermosas vacaciones gasoleras. ¿Qué quiere decir esto? Que nunca tomamos un taxi, que andábamos en subte, colectivo, íbamos al súper a comprar y nos cocinábamos en casa. Jamás comimos afuera. Fue de mucho pasear, conocer y gastar poco”, arranca contando el artista. “Toda la familia de Jony tiene ciudadanía italiana, y es la primera vez que viajan con ese pasaporte. Ellos entraban rapidísimo y yo en la cola de los extranjeros, horas y horas para pasar. Ibamos con todas las valijas por la calle y la gente nos miraba. Porque el subte nos dejaba como a 5 cuadras del departamento. ¡Me encargué de despertarlos todos los días con una trompeta militar! Todos dormían y ponía a todo volumen eso, y me terminaron odiando,cuenta.

 

–Al ser muchos, ¿departamento u hotel?

–Siempre alquilamos departamentos. Cuando llegamos a Berlín nos encontramos con que había que subir cinco pisos por escalera. No especificaba eso cuando lo alquilamos, y era todos los días subirlas. Y cuando llegábamos de pasear quedábamos con la lengua afuera. De ahí pasamos a París y dijimos: “Qué suerte que vamos a ir a otro departamento, con ascensor”. Pero llegamos y lo primero que vemos es un cartelito que decía: “Disculpe, el ascensor está descompuesto”. Así que otros cinco pisos por escalera todos los días de hospedaje ahí. Para colmo, fuimos a la catedral de ahí, subimos cientos y cientos de escalones porque no nos dimos cuenta de que del otro lado había un trencito para subir. ¡Me quedó la cola como Sol Pérez! Nunca subí tantas escaleras en mi vida como en estas vacaciones.

 

–¿Alguna anécdota?

–Viena es un lugar donde me vuelvo loco porque están los grandes compositores y se respira arte. Cada vez que íbamos hasta el monumento de uno, nos poníamos a bailar el vals, yo cantaba y la gente nos miraba. Yo, que amo la música clásica y la ópera, estaba fascinado. Otra cosa es que allá los supermercados cierran a las 19.30 horas, y los empleados salen a las góndolas a buscar a la gente y te echan. Te agarran del brazo, te llevan a la caja para que te vayas. ¡Si te falta media docena de huevos, jodete! Después fuimos a Brujas, donde está el famoso puente de San Bonifacio. Dicen que si te sacás una foto ahí con tu pareja vas a volver ahí, pero con otra pareja. Así que nosotros subimos el puente y nos sacamos juntos la foto porque queríamos desafiar la profecía. Desafiamos al destino. ¡Esperemos que no nos separemos!

 

Charly G junto a su novio de vacaciones por Europa

Charly G junto a su novio de vacaciones por Europa

Charly G junto a su novio de vacaciones por Europa

Charly G junto a su novio de vacaciones por Europa

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig