Revelan estremecedores datos del transplante de hígado de Soledad Aquino que duró 9 horas – Revista Paparazzi

Revelan estremecedores datos del transplante de hígado de Soledad Aquino que duró 9 horas

La acompañaron Candelaria y Coti Sorokin, sus hermanos y Marcelo Tinelli. No estuvo Mica, su otra hija, quien agiliza gestiones para volver urgente de Miami.
TEVE
TEVE

El transplante de hígado de Soledad Aquino llegó bastante antes de lo esperado. La prueba más contundente es que una de sus hijas, Micaela, estaba de vacaciones en Miami cuando le escribieron "Venite urgente para Buenos Aires que apareció un donante". Eso fue, si se quiere, lo único veloz que tuvo todo ese proceso que para la familia Tinelli es interminable. La operación, por ejemplo, duró 9 horas.

Lo informó Angel de Brito en Los Angeles de Mañana. Anoche, el conductor del ciclo compartió una nueva gala de La Academia de Showmatch con Marcelo Tinelli, que se había pasado casi todo el día en el sanatorio y protagonizó un conmovedor editorial cuando abrió el programa. "Todo el proceso duró 9 horas. Soledad Aquino entró al quirófano a las 7 de la mañana y salió recién a las cuatro de la tarde", contó el periodista.

Aquino estaba internada en el Sanatorio de La Trinidad a la espera de un transplante hepático producto de una cirrosis que había dejado a su hígado prácticamente sin capacidad de funcionamiento. Había ingresado al centro asistencial, mas de dos meses atrás, para tratarse un sangrado interno, pero los estudios posteriores dieron un diagnóstico tan potente como inequívoco. Necesitaba un nuevo órgano, no había otro camino.

"Estuvieron Candelaria con su pareja, Coti Sorokin, los hermanos de Soledad y Marcelo, que se puso al frente del diálogo con los médicos. Mica está tratando de volver de Miami", informó Angel de Brito.

Para colmo, durante su estadía allí contrajo covid, por lo que su internación se prolongó un tiempo más. El último tramo de la recuperación lo hizo en un centro especializado en ese tipo de rehabilitaciones. Hace unos días necesitó volver a la Trinidad, estadía durante la que llegó la noticia que toda la familia aguardaba escuchar: había aparecido el donante.

Todos los celulares se activaron el miércoles por la noche, alrededor de las 23:30. Había una oportunidad. Una esperanza. No había que dejarla pasar ni que perder tiempo. Lo más rápido que se hiciera el proceso, mejor. Nadie dudó, y antes de las 7 todos estuvieron allí. Todos menos Mica, claro, que estaba en los Estados Unidos y desde ese mismo momento empezó a buscar la forma de retornar al país.

Estaban Candelaria con su pareja, el cantante y compositor Coti Sorokin, los hermanos de Soledad y también Marcelo Tinelli, que se puso al frente de la comunicación con los médicos y de alguna manera se transformó en el vocero de toda la familia. Esas nueve horas fueron eternas, pero finalmente transcurrieron y ahora empieza otro largo período: ver si el cuerpo acepta al nuevo órgano y, superado ese paso, un larga y cuidadosa rehabilitación.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig