Sergio Gonal: «Sino me hubiera hecho maratonista, hoy pesaría…» – Revista Paparazzi

Sergio Gonal: "Sino me hubiera hecho maratonista, hoy pesaría..."

Desde el 27 de diciembre, en el Teatro Enrique Carreras, de Mar del Plata, protagonizará la obra UniperGonal. Confesiones de un hombre que, tan importante en estas épocas difíciles, sabe hacer reír.
TEVE
TEVE

1 Ser argentino hoy es…
–En primer lugar, un orgullo. Y también es ser un tipo que se levanta todas las mañanas con ganas de remarla con mucho optimismo para que todo mejore.

2 ¿Existe un ocaso definitivo del machismo?
–Creo que nos estamos reeducando. El machismo puede tener un ocaso definitivo con el tiempo. De a poco.

3 ¿Tiene tatuajes ocultos en su cuerpo?
–No tengo ningún tatuaje en mi cuerpo, no me gustan los tatuajes. Siento que en cualquier momento uno se puede convertir en un tatuado, pero a un tatuado le cuesta mucho volver a tener su cuerpo limpio. Entonces, no me gustan los tatuajes.

4 ¿Cuántas horas duerme por día?
–Entre seis y siete horas. Soy de acostarme tarde; me puedo acostar a las tres de la mañana, pero a las nueve ya estoy arriba.

5 ¿Con quién compartiría unas vacaciones de esta trilogía de figuras nacionales: 1) Federico Bal. 2) Aníbal Pachano. 3) Lizy Tagliani.
–Con Lizy Tagliani, definitivamente. Creo que de pasar unas vacaciones con Lizy me divertiría horrores. Trabajé con ella y sé del buen humor que tiene.

6 ¿Cómo fue como estudiante secundario?
–Diría que un poco disperso, porque más que estudiar me gustaba entretener a los compañeros. Me gustaba cantar, contar anécdotas y también imitar a los profesores.

7 Cuando usted era niño, ¿vivía algún famoso en su barrio?
–No, pero al ser marplatense conocí de muy chico a muchísimos famosos que vivían todo el verano en mi ciudad. Veía siempre al Negro Olmedo, a Pepe Parada, al Gordo Porcel, al ya inolvidable Santiago Bal, a Gerardo Sofovich... Yo los iba a saludar cuando llegaban temprano al teatro, o después de la función los acompañaba hasta la puerta del restaurante El Caballito Blanco, donde casi siempre iban a cenar. Me gustaba estar con ellos.

8 Usted, que es comediante, ¿se anima a contar dos chistes cortos?
–Va el primero: se encuentran dos amigos por la calle y uno le dice al otro: “Escuchame, si te digo que me acosté con tu mujer, ¿quedamos amigos?”. El otro le contesta: “No”. Y le vuelve a preguntar: “Y entonces, ¿cómo quedamos?”. Le responde el otro: “Quedamos a mano”. Segundo chiste: el marido se despierta temprano y va al baño a afeitarse. De pronto, le dice a su mujer, que está acostada en la cama: “Querida, cada vez que me afeito por la mañana y me miro al espejo, siento que rejuvenezco como veinte años”. La mujer le responde: “¡Entonces por qué no te afeitas a la noche antes de acostarte!”.

9 ¿Le gustaría saber la fecha de su muerte?
–Estaría bueno, sí que me gustaría. Porque de esa manera cambiaría el orden de la planificación de mi vida.

10 ¿Cómo quién le gustaría ser?
–Como soy yo; simplemente porque lo importante es dejar una huella propia en la vida. Quiero ser original.

11 ¿Qué le falta a nuestra televisión?
–Hoy le está faltando humor. Le está faltando ese programa de humor con que la gente se encuentre al llegar a su casa después de trabajar todo el día, porque necesita relajarse y tener, al menos, una sonrisa.

12 ¿Cuál es la decisión más importante que tomó en su vida?
–La de haber sido papá a los 18 años; papá de Brian. Porque fue toda una movida para mí ser papá tan joven. Me encantó tomar esa decisión de unirme con mi novia y tener ese hijo.

13 ¿Qué reprime por educación?
–Me reprimo contestar con algunas malas palabras acciones de personas que contestan mal, o tratan mal, a otras personas.

14 ¿Qué cómico lo hacía reír más en su niñez?
–Indudablemente, Alberto Olmedo. Jamás me perdía de ver por televisión No toca botón. Me mataba de risa con Alvarez y Borges, que hacía con Javier Portales, y también cuando el negro hacía al General González.

15 ¿Usted cree que el destino está marcado?
–No creo que sea tan así; al destino hay que ayudarlo un poquito. Yo creo que con vocación y con trabajo uno puede torcer el destino para el lado que uno lo favorece.

16 ¿De qué manera le gusta festejar su cumpleaños?
–Me gusta festejar con una gran fiesta cuando los números son redondos: 30, 40, 50… Y los de año a año me gusta pasarlo con mi pareja, Verónica, con mis hijos y con mis amigos más íntimos.

17 ¿Qué siente cuando cuenta un chiste en público y muy pocos se ríen?
–Siento que lo conté mal. Porque a esta altura de mi carrera, los chistes que cuento los tengo muy probados, sé que los cuento y vienen las risas. Entonces, si no se ríen es porque lo conté mal.

18 ¿Curas católicos o pastores evangelistas?
–Yo soy católico, pero en el orden espiritual cualquiera tiene derecho a seguir a quien quiera. Todo es válido.

19 ¿Qué cosas le gusta que le regalen?
–Me gusta que me regalen libros, en especial cuando son biografías o novelas de ciencia ficción.

20 ¿Alguna vez se agarró a trompadas?
–No, nunca fui de agarrarme a trompadas, creo que es lo último que podría hacer. Puedo discutir, sí, pero nunca irme a las manos.

21 En el sexo, ¿qué es lo más importante?
–El amor, el sexo con amor es todo, es lo máximo, lo inigualable.

22 ¿Qué colega lo ayudó más en su carrera?
–Muchísimos. Uno de ellos es Rolo Puente, porque allá por el 91 o 92 me dio la oportunidad de trabajar en ATC en un programa que se emitía desde Mar del Plata y que hacía con Jorge Rossi. También Emilio Disi por sus enseñanzas, Miguel Angel Rodríguez porque fue la primera estrella rutilante de Videomatch que se me acercó a estrecharme la mano y felicitarme porque había visto algo mío que estaba en edición. Carna, porque fue el que me dio un lugar fijo para vivir en Buenos Aires. El me permitió vivir un año en su casa. Inolvidable. Y, claro está, Marcelo Tinelli, que fue el primero en hacerme un contrato para trabajar en esto de la comicidad.

23 ¿En qué se sabe inútil?
–Queriendo arreglar cosas de electrónica soy un desastre total. Hace poco estropeé un teléfono inalámbrico. Ese teléfono lo debo tener en mi casa por ahí tirado.

24 ¿Cuál fue la peor noticia que leyó en los diarios de las últimas semanas?
–Fueron tantas las malas noticias que me cuesta decir una. Estamos bombardeados de malas noticias. Habría que hacer un noticiero sólo con buenas noticias.

25 ¿Cuál es la peor parte de su personalidad?
–La falta de tolerancia ante las injusticias. Me molestan mucho las injusticias que puedo ver a diario.

26 ¿Por qué momento de su vida está atravesando?
–Por un momento de madurez; me siento muy centrado, jugando el segundo tiempo pero feliz de la vida con mi pareja y con hijos desarrollándose y creciendo…

27 ¿En qué le cuesta poner límites?
–Me está costando, en esto de los límites, sobre todo con mi hija adolescente. Soy consciente de que tiene que crecer, pero los miedos del mundo de hoy los conozco yo y las ganas de crecer en este mundo las tiene ella. Entre una cosa y la otra, ahí me cuesta poner límites.

28 ¿Cómo imagina al diablo?
–Me lo imagino como un tipo muy seductor, capaz de convencerte de cualquier cosa con tal de que pagues su precio.

29 ¿Qué admira más en una mujer?
–Me cautiva la inteligencia, y si encima es buena persona: bingo. Así es la mujer que tengo, que, además, es una odontóloga importante.

30 ¿Los seres humanos somos hijos del rigor?
–El ser humano es de hacer muchas cosas que no se deben hacer y a veces es necesario que nos reten. Un chico, para investigar, es capaz de meter los dedos en el enchufe y es por eso que necesitamos educarlo. Si a los seres humanos los dejamos a la buena de Dios…

31 En primera instancia, ¿confía o desconfía de quien se le acerca?
–En primera instancia desconfío un poco porque mi trabajo es todo, o casi todo, escenografía, y cuando salgo me tengo que encontrar con el mundo real. Entonces, cuando se me acerca alguien, no sé por qué, dudo si se me acerca por escenografía o por realidad; no sé si se me acerca por el personaje o no. Por eso, en general tomo mis precauciones.

32 ¿Con qué temas no se permite hacer una broma?
–Hoy, con muchos temas. No me gustan las bromas que tengan que ver con defectos físicos, con las religiones, y con otros temas muy delicados que no están para andar admitiendo bromas o chistes.

33 ¿Es común en usted pedir perdón?
–Cuando cometo un error, me doy cuenta enseguida y entonces pido perdón, e inmediatamente trato de reparar.

34 ¿Qué ciudad en el mundo le gustaría conocer?
–Me gustaría conocer París, porque se sabe que es una ciudad muy romántica y con mucha belleza. Hay un gran director de teatro amigo mío, Quique Morales, que vive allí y siempre me invita. En cualquier momento voy.

35 ¿Alguna vez tuvo algún contacto extraterrestre?
–No tuve ningún contacto de esos, pero me gustaría tenerlo porque pienso que no estamos solos y hay mucho para descubrir.

36 ¿Qué se necesita para conservar un gran amor?
–Tolerancia, lealtad, respeto por el otro, mucho diálogo, comprensión y no dejar de construir la relación todos los días.

37 ¿Hasta qué punto le interesa la política?
–Me interesa la política en cuanto a querer saber claramente las condiciones de juego que me va a plantear. Pero estoy un poco descreído de la política porque estoy harto de que siempre se les eche la culpa de todo a los gobiernos que se fueron.

38 ¿Qué artistas famosos pertenecen al círculo íntimo de sus amistades?
–De mi círculo más íntimo, están Carna y Miguel Angel Rodríguez.

39 ¿Qué deseo quisiera que se le cumpla?
–Me encantaría tener mi propio programa de humor en televisión. Y también estaría buenísimo hacer cine.

40 ¿Le intimida el proctólogo?
–No, para nada. Me intimidaría si, además de hacer su trabajo, el tipo me llegara a regalar flores (risas).

41 ¿Cuál es el mejor prócer de nuestra historia?
–Para mí, René Favaloro, un argentino inolvidable, mi prócer preferido. También está San Martín, claro.

42 ¿En qué tareas domésticas le encanta intervenir?
–En todas las tareas de la casa, lo hago sin problemas. Pero a mí me gusta especialmente cocinar, aunque también lavo y limpio mi casa. Hago de todo y con gusto.

43 ¿Para qué utilizaría la máxima “poco pero bueno”?
–Para un buen vino. Aunque haya poco, pero un buen vino tinto, un tinto malbec en las comidas, está muy bueno. Pero no soy un gran bebedor.

44 Cuando le dan una indicación artística con la que usted no está de acuerdo, ¿la acata sin chistar o la discute a morir?
–Intento sugerir una idea de lo que a mí me parece mejor. Pero si el director lo cree diferente, le hago caso porque es el que dirige. Para eso está.

45 ¿Qué otros trabajos hizo en su vida?
–Cuando terminé el colegio secundario me fui a trabajar con mi papá, que era pintor de carteles. Porque como fui padre muy joven, de pronto mi vida pasó de ir a los boliches a ir a trabajar, a pintar carteles, porque tenía otra responsabilidad. Hasta que a los 21 años me apareció un programa de radio y eso modificó mi destino laboral.

46 ¿Para qué cosas no tiene valor?
–Para los deportes extremos, para el ala delta, para el paracaidismo o el parapente. A esas cosas no me les animo.

47 ¿Qué siente que le hace falta hacer por usted?
–Voy a dar una respuesta frívola: me cuesta tener un poco más de voluntad a la hora de cuidarme en las comidas. A veces como demasiado, sin límites. Menos mal que me gusta correr, hasta corrí el maratón de Nueva York. Porque si no hiciera deportes pesaría 140 kilos.

48 ¿Quién es Sergio Gonal?
–Un tipo soñador que pudo cumplir su sueño de irse a trabajar a Buenos Aires y vivir de lo que ama, intentando además ser un buen padre, un buen amigo y una buena pareja.

49 ¿De qué se arrepiente?
–Me arrepiento de no haberles hecho caso a los que más sabían en lo artístico; alguna vez no los seguí… y me equivoqué.

50 Un pequeño secreto para ser feliz.
–Soltar todo lo que haga mal, dejar atrás todo lo que genere mala vibra en la vida. Y valorar más lo que uno tiene en vez de mirar lo que a uno le falta.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig