Vinicius Campos: “Cuando veo una pareja gay joven de la mano, lo festejo” – Revista Paparazzi

Vinicius Campos: “Cuando veo una pareja gay joven de la mano, lo festejo”

El actor brasileño se radicó en Argentina por amor. Aquí conoció a quien es su marido y con quien adoptó tres niños. Hoy brilla en Nivis, la serie de Disney Junior que trata sobre las nuevas configuraciones familiares.
TEVE
TEVE

Se define como un soñador que de chico disfrutaba la fantasía, pero sufría la realidad. Y en función de aquel padecimiento, probablemente, no creyó que algunos de sus sueños fueran a convertirse en realidad. Sin embargo, para el actor brasileño Vinicius Campos (39), la vida tenía reservada una gran sorpresa.

–¿Por qué sufrías la realidad?
–Nací en São Paulo, Brasil, en los ‘80, y el mundo era un poco distinto de como es hoy. Mi país siempre ha sido muy machista, y ser un niño más sensible, al que no le gustaba el fútbol ni las peleas ni los videojuegos, despertó la atención de los demás y empecé a sufrir bullying. Los adultos no se daban cuenta de cuán dañina era la situación. Tuve una infancia y adolescencia muy solitarias, y el mundo como lo deseaba sólo estaba en mis sueños.

–¿Cuándo pudiste cambiar el sufrimiento por felicidad?
–En la secundaria estudié en un colegio artístico. Ahí pude no solamente empezar a vivir mi sueño de trabajar en arte, sino que también encontré personas más amables, que me aceptaban y me trataban con amor.

EL ACTOR Y SU PAREJA TIENEN TRES HIJOS.

–¿Hubo algún hecho que marcó tu vida? ¿Algo así como un antes y un después?
–Creo que mi antes y después fue cuando vine a vivir a la Argentina para hacer un curso de español y conocí a Edu, mi marido. Desde ese momento entendí que el amor era más importante que cualquier cosa y que ya no iba a hacer concesiones. Mi felicidad en primer lugar, y si a alguien le molestaba, no era mi tema. Ya era hora de que yo pudiera vivir mi esencia.

–¿Cómo nació la historia de amor?
–Lo conocí en un bar, al toque nos dimos cuenta de que se trataba de un encuentro especial y decidimos que íbamos a convivir un tiempo para sentir cómo funcionábamos como pareja. El tiempo se fue haciendo cada vez más largo, y el amor y el compromiso, más fuertes, hasta que en 2011 nos casamos.

LA SERIE DE DISNEY LA ROMPE.

–¿Y cómo fue la decisión de tener hijos? ¿Siempre quisiste ser papá?
–Sí, la paternidad fue un deseo de toda la vida. Pensé que no iba a ser posible. Antes era muy dificil imaginar hombres gays padres, pero con la llegada del matrimonio igualitario este sueño volvió a titiritar en mí. Empezamos anotándonos en un programa de referentes afectivos, dónde acompañás a niños y niñas que están en hogares. Nos vinculamos con tres hermosos niños, y después de cuatro años finalmente los pudimos adoptar.


Vini, como lo llaman todos, es el primer actor de Disney en asumirse públicamente gay y es, además, el protagonista de Nivis, la serie de Disney Junior que trata sobre las nuevas configuraciones familiares.

–En el imaginario colectivo, Disney está asociado con la familia convencional, con un estereotipo determinado. ¿Hubo un cambio de paradigma y por eso contrataron a un actor que asumió públicamente su homosexualidad y, además, crearon Nivis?
–Creo que Disney siempre trabajó y se dedicó a las familias. Pero antes la sociedad creía que sólo un tipo de familia era posible, ahora que la sociedad ya entendió que existen diversas configuraciones familiares, Disney las incluye en sus productos. Me parece un camino natural.

–¿Pensás que queda mucho trabajo por hacer por parte de los adultos en cuanto a entender y transmitir, por ejemplo, que los juguetes o los colores no tienen género?
–Es rarísimo que sigamos hablando de esto en 2019, pero todavía hay muchos adultos que no lo entienden. El juego tiene que ser libre para que nuestras niñas y niños crezcan conectados con lo que realmente les gusta. Jugar y divertirse no está relacionado con elecciones sexuales en el futuro, sino con la autoestima que tendrán nuestros hijos para afrontar los momentos difíciles de la vida. Incentivemos el juego de verdad. Hagamos cocinitas con varones en el empaque. Publicidades de autitos con nenas jugando también.

–Dijiste que Buenos Aires es una ciudad avanzada y que Argentina es el país menos machista de la región. Sin embargo hay mucha gente que todavía se da vuelta a mirar a una pareja homosexual que va de la mano por la calle… ¿Te pasa o te pasó algo así?
–Siempre fui muy cuidadoso. Crecí con la mentalidad de Brasil, así que no me animo mucho a caminar con Edu de manos dadas. Cuando veo una pareja joven haciéndolo, lo festejo. Me da gusto ver que las nuevas generaciones son más libres. Pero sí, la mirada fea a lo que es distinto sigue existiendo, y nos va a llevar mucho tiempo lograr transformarla en amor.

VINI SE MUESTRA MUY FELIZ.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig