María Del Mar Molar: “Yo no abandoné a Matías Alé, evolucioné y cambié de aire” – Revista Paparazzi

María Del Mar Molar: “Yo no abandoné a Matías Alé, evolucioné y cambié de aire”

Instalada en México desde hace un año, la ex esposa de Matías Alé buscó darle un giro a su vida, vivir nuevas experiencias y probar suerte como modelo en aquel país: Una diosa de exportación que se anima a recordar, ya con más calma, aquellos momentos convulsionados.
DIOSAS
DIOSAS

Si bien lleva un largo tiempo ausente de los medios locales, la hermosa y sensual cordobesa continúa su carrera como modelo… pero en México. Es que, cansada de los comentarios maliciosos, divorciada de Matías Alé y con ganas de adquirir identidad propia sin ser conocida como “la novia de”, María del Mar Cuello Molar (27) dio vuelta la página y se instaló en el país azteca, donde decidió comenzar una nueva vida.

“En septiembre va a cumplirse un año desde que llegué a México. Vine por trabajo y a los dos meses de estar aquí tomé la decisión de quedarme a vivir y probar suerte. Tengo la posibilidad de estar en una de las mejores agencias de México, que se llama The Face . Es un país que me está dando mucho y le estoy muy agradecida. Lejos de todo, con nuevos aires, donde acá soy María y lo que hago es por mí misma y no por llevar un título como ‘la ex de’”, arranca quien supo ser la esposa de Alé hasta que al actor se le desató el delirio místico. Mientras prueba suerte en el exterior, sigue siendo una bomba… ¡Belleza de exportación!

–¿Irte a vivir a México tuvo que ver con la necesidad de un cambio interno o laboral?
–Ambos. Personal y laboral. Necesitaba cambiar de aire y poder llevar una vida tranquila. No es que sienta que soy “la ex de” a nivel laboral, sino que ya estaba cansada de escuchar siempre lo mismo en los medios, que cuando quieren son muy duros. Entonces, al venirme acá pude dejar todo eso atrás. Nunca busqué estar en los medios, se dio así, y por eso hoy tengo la posibilidad de elegir estar lejos de eso.

–¿Estás en pareja allá?
–Hoy mi energía está puesta toda en lo laboral, estoy soltera y estoy muy bien así, no es algo que piense ahora.

–¿Y te fuiste sola a instalarte en México?
–Sí, me vine sola, pero acá tengo muchos amigos. Además de estar con amigos argentinos tengo muchos amigos mexicanos que son súper valiosos. Siempre fui muy libre en mi manera de vivir y seguirá siendo así porque forma parte de mí.

–A la distancia, desde aquel entonces cuando siendo joven te casaste con uno de los hombres más mujeriegos del ambiente y enseguida se separaron tras su brote. ¿Cómo sobrellevaste todo eso?
–Lo qué pasó con Matías ya fue hace bastante tiempo, yo era muy chica también. No se me fue enseguida el amor por él, porque yo lo había elegido para toda la vida. Tuve que atravesar mi duelo como en toda ruptura. En verdad no es que hui ni lo abandoné, simplemente que uno está en constante evolución, y yo sentía que ya era tiempo de cambiar de aire. En su momento, cuando pasó todo sí fue muy difícil. Para cualquiera lo hubiese sido, y sin contar lo chica que era y lo despiadados que fueron muchos conmigo. Pero por suerte pude salir adelante sin ayuda profesional, sólo me contuvieron mis amigos y familiares.

–¿Fue una desilusión amorosa o volverías a apostar al casamiento?
–Claro que sí, me volvería a casar y formaría una familia, pero el día que me vuelva a enamorar. Hoy no estoy en pareja. Hoy con mi carrera apunto a cumplir mi sueño, que es viajar. La verdad que en México estoy tan enfocada en el trabajo que no me pongo a ver si los hombres se fijan o no en mí. Suena raro, pero es así, nunca me pasó en mi vida estar tan enfocada en mí, y el tema hombres queda en un plano muy lejano.

–¿Preferirías que tu pareja no sea famosa?
–Uno no elige de quién enamorarse. No me importaría si es famoso o no, siempre y cuando pueda llevar mi relación en la intimidad y sin exposición.

–Pero candidatos no han de faltarte, de Argentina o México…
–Siempre hay hombres dando vueltas de todo tipo y países (se ríe).

–¿Qué tiene que tener un hombre para que te atraiga?
–Lo que me fijo en un hombre, más allá de que la primera impresión es lo físico, es sentir una conexión especial y después coincidir en los gustos, que sea muy seguro de sí mismo y que sea atento, caballero, y sobre todo que sea libre, como soy yo. No me gustan los hombres celosos e inseguros.

–En cuanto a tu imagen, se te ve espléndida…
–No soy de cuidarme mucho, pero trato de entrenar lo que más pueda. Hace poquito estuve en Argentina y me comí todo. Extraño mucho la comida de Argentina. Me traje una valija llena de alfajores y dulce de leche.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig