in

Floppy Tesouro se confiesa: “En Miami me convertí en casi un ama de casa. Y aprendí a usar el lavarropas”

La panelista de América quedó varada en los Estados Unidos. En una charla exclusiva con Paparazzi cuenta cómo se siente.

La cuarentena obligatoria y el cierre de fronteras que impuso el presidente Alberto Fernández complicó a muchos argentinos que estaban girando por el mundo. Algunos en plan de vacaciones y otros por trabajo. En el medio de todo esto se ubicó Floppy Tesouro, quien quedó varada en Miami junto a su marido, Rodrigo Fernández Prieto, y su hija Moorea. Para colmo de males, ¡ellos estaban en crisis de pareja!

“En el medio de la pandemia estábamos en Miami, y decidimos repartirnos con toda la familia de mi marido en dos departamentos de un edificio famoso. Veníamos de pasar unos días en la nieve y yo tenía que trabajar acá”, le contó Florencia a Paparazzi.

¿Cómo se las arreglan? “Somos muchos, pero estamos bien. Acá hay mucha tecnología y todo es más fácil. Tuve que aprender a hacer algunas de las tareas del hogar. Algo cocino y nos organizamos con Rodri. Lo que debo confesar es que acá en esta cuarentena aprendí a usar el lavarropas. ¡No sabía! Y ahora tuve que aprender sí o sí. En Miami me convertí casi en un ama de casa”, reveló, entre risas y vergüenza.

“En Buenos Aires nosotros le permitíamos un día el colecho a More, el fin de semana. Pero acá está todo el tiempo con nosotros, así qué hay que rebuscárselas y encontrar el momento”, contó Tesouro.

Antes de viajar a los Estados Unidos, Floppy y el arquitecto estuvieron tres meses separados: “La rutina nos mató, y ya éramos como amigos. Nos faltaba encender la chispa de la pareja”, dice Tesouro.

-En esta reconciliación, ¿está la posibilidad de darle hermanito para Moorea, ya que están las 24 horas juntos?
-Si es por Rodrigo ya tendríamos 4. La verdad que soy hija única y quisiera darle un hermanito a Moorea, pero quiero esperar un poco más. Si llega, llega. Y será bienvenido.

-¿Cómo manejan el tema de la intimidad en cuarentena y en Miami, donde no están en su lugar?
-Veníamos bien con la reconciliación. Al estar en etapa de novios, teníamos salidas y momentos nuestros. En Buenos Aires nosotros le permitíamos un día el colecho a More, el fin de semana. Pero acá está todo el tiempo con nosotros, así qué hay que rebuscárselas y encontrar el momento.

Comentarios