in

Lionel Messi eligió un nuevo look para pasar la cuarentena: se afeitó y se sacó toda la barba

El rosarino, crack del Barcelona y jugador más reconocido mundialmente, está cumpliendo con el aislamiento social en su casa y junto a su familia. Desde allí busca concientizar y tender un puente con los que peor la están pasando.

También son de carne y hueso. Que se muevan en los ámbitos más lujosos, que sean titulares de cuentas millonarias o que les cuesta salir a la calle por el sano revuelo que causan, no implica que las celebridades no sufran. No teman. Si bien el coronavirus viene generando graves problemas sanitarios en la mayor parte del mundo, en algunos países europeos castigó sin contemplaciones.

En Italia y España ha causado muertes en cantidades, al punto de colapsar el sistema sanitario y obligar a los profesionales de la salud a “elegir a quién salvar”. En este escenario tan difícil debe manejarse Lionel Messi (32), el deportista con mayor grado de popularidad en todo el planeta, quien, pese a la riqueza o la fama, no está indemne de padecer el contagio.

Obedeciendo las indicaciones médicas, la estrella del Barcelona se recluyó en su vivienda para llevar adelante el aislamiento social, obviamente junto a toda su familia: su mujer, Antonella Roccuzzo, y sus hijos Thiago, Mateo y Ciro. Al igual que otras tantas familias, por supuesto con otros recursos, el rosarino transita sus días en grupo, organizando actividades recreativas para los más chicos del hogar y aprovechando para sacarle el jugo al tiempo de ocio, teniendo en cuenta que su ocupación lo condiciona en ese sentido.

“Son días complicados para todo el mundo. Vivimos preocupados por lo que está ocurriendo y queremos ayudar poniéndonos en el lugar de aquellos que peor lo están pasando, bien porque les afectó directamente a ellos o a sus familiares y amigos, o porque están trabajando en primera línea para combatirlo en hospitales y centros de salud. Quiero enviarles mucha fuerza a todos ellos”, escribió Lionel, quien, en medio de una cuarentena que se desarrolla rodeada por un contexto trágico, desea concientizar sobre la importancia de cumplir con la prevención.

Porque, claro, frente a la pandemia nadie está a salvo. Y él, a modo de juego y de distracción, junto a su mujer decidió entrar en el cambio. Y se rasuró esa barba frondosa que tenía. ¿Qué te parece como le queda?

Comentarios