Pía Slapka: «Las arrugas son huellas de la vida, quiero envejecer…» – Revista Paparazzi

Pía Slapka: "Las arrugas son huellas de la vida, quiero envejecer..."

LOOKS
LOOKS
Tras 17 años de matrimonio, a mediados del año pasado, Pía Slapka (36) y Paul García Navarro (49) afrontaron uno de los desafíos más importantes de sus vidas, el de separarse en buenos términos. Padres de dos hijos, Benjamín y Gerónimo, llevaron adelante este camino de la mejor manera posible. Ambos se encargaron de aclarar que fue en buenos términos, que la parte familiar seguía intacta y que no hubo terceros en discordia. A casi un año de la decisión de caminar por veredas diferentes en lo que al amor respecta, la modelo pisa fuerte y demuestra que está en su mejor momento.
 
 
Ya alejada de las pasarelas, mundo al que entró cuando tenía 13 años, sigue deslumbrando con su belleza. Con su metro setenta y curvas firmes y contorneadas, más sus largas e interminables piernas, es una de las mujeres más deseadas del país. Sin nada que envidiarles a sus colegas que recién están dando sus primeros pasos, se planta y saca chapa. “Mi generación de modelos no fue reemplazada. Antes se tomaba más en serio el trabajo, hoy no sé si hay ese compromiso. El mundo de la moda antes tenía cierto glam que ahora perdió, esa magia ya no existe. La moda cambió la forma de comunicar y las marcas empezaron a abocarse a las actrices”.
 
 
Y si bien el modelaje ya no es su trabajo, aún no puede alejarse del todo. Admite que hasta el último día de su vida será “Pía la modelo”. Enfocada más en la parte empresarial, les dedica mucho tiempo a sus hijos y a su pasión por el deporte y el entrenamiento. Allí encuentra la manera de descargar energías y, de paso, mantenerse espléndida y curvilínea.
 
“Soy una mujer contundente y apasionada. Me gustan mucho los desafíos y estar siempre en movimiento”, le contó a Clarín. En busca de estas metas que le permitan esa plenitud que necesita para seguir, encontró en el running una manera de vivir. “El año pasado corrí mi primer maratón. Este año quiero hacer mucho workshop de running y motivar a las mujeres, más allá de lo estético”. 
 
 
La clave. Entusiasmada, Pía entrena todos los días y, más allá de ver los resultados en la pista, bajando sus propios tiempos y buscando nuevas metas, el sacrificio también se ve en lo estético. “Si bien trato de llevar la bandera de convivir con la edad que tengo, también estoy a favor de los buenos hábitos. Ahora empecé con el running, pero la actividad física siempre fue parte de mi vida, de comer sano y demás. Tengo una rutina de limpieza e higiene de la piel; usar cremas, ir a la cosmetóloga, pero no hago nada invasivo… quiero envejecer sin botox, creo que las arrugas son las huellas que nos deja la vida. Obvio que cuesta, porque en la sociedad no está aceptado, y menos en las mujeres. El hombre con canas es sexy y la mujer con canas es una dejada”. 
 
 

La rubia se convirtió en una fan de las carreras.

La rubia se convirtió en una fan de las carreras.

Su amor con Paul García Navarro duró 17 años y tuvieron dos hijos.

Su amor con Paul García Navarro duró 17 años y tuvieron dos hijos.

¡Bomba!

¡Bomba!

¡Diosa!

¡Diosa!

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig