Jacobo Winograd y Silvia Süller ¡ya tienen sus alianzas!: ¿Quién se las regaló? – Revista Paparazzi

Jacobo Winograd y Silvia Süller ¡ya tienen sus alianzas!: ¿Quién se las regaló?

Los mediáticos se casarán este fin de semana en el programa de Lizy Tagliani y dentro de unos meses pasarán por el Registro Civil
ROMANCES
ROMANCES

Hace pocos días Silvia Süller dijo en los medios de comunicación que quería vestirse de blanco para unirse en matrimonio con su amigo de toda la vida, Jacobo Winograd. Y a pesar de que el mediático se había negado, ahora aceptó y este fin de semana harán su boda en la televisión. 

El casamiento será transmitido este domingo 12 de enero a las 20 horas por Telefé, en el programa El precio justo, conducido por Lizy Tagliani. Emocionada por este evento, Silvia se mostró en sus redes sociales, mientras disfrutaba de una tarde en un centro de estética para embellecerse para su gran día: “Estoy muy contenta. Lo hacemos televisado porque ustedes son nuestra prioridad. El civil será en tres meses, ya se enterarán”.

Sin embargo, lo más llamativo de este evento es el polémico personaje que les regaló las alianzas: Luis Mario Vitette, conocido como El ladrón del siglo, la cara de visible del famoso robo al Banco Río. 

En una charla con Radio Mitre, Jacobo se refirió a su amigo de hace casi dos décadas y contó sus emociones y sensaciones sobre este nuevo casamiento: “Hace 18 años que soy amigo de este hombre. Pasó Navidad y Año Nuevo hace 18 años en casa. Cuando pasó lo del banco me agarraba la cabeza, no podía creerlo. Él nos regaló las alianzas de platino, oro y brillante. Ya las mandaron a Buenos Aires. Quiero agradecerle por el regalo que nos hizo”.

Y sobre su futuro matrimonio con Silvia, apuntó: “Trabajamos tanto tiempo juntos con Silvia, nos peleamos, nos amamos, estoy esperando que llegue el momento. Estoy tranquilo, feliz y relajado”.

LOS MEDIÁTICOS SE CASARÁN DELANTE DE LAS CÁMARAS ESTE FIN DE SEMANA

No obstante, Jacobo aclaró que su casamiento con Süller no será convencional: “Lo vamos a hacer con la cláusulas que ya habíamos arreglado. Nada de sexo. Todo espiritual. Casas separadas, todo separado. Compartir comidas, cenas, viajes, ver el mar, comer un chocolatín blanco. Nada que sea pecado. Ya hemos pecado demasiado los dos”.

Pero contento por este nuevo desafío, pícaro, disparó: “Cuando la mire a los ojos en el casamiento voy a pensar en todas las locuras que hicimos”.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig