La nueva moda de los famosos: avisar por redes sociales que están separados – Revista Paparazzi

La nueva moda de los famosos: avisar por redes sociales que están separados

Te aviso... te anuncio… ¡¡que hoy renuncio!! Del célebre “qué suerte que no me casé” de Zaira a los fríos comunicados de Redrado y Salazar, todos los casos del boom que se desató cuando explotaron, precisamente, las parejas.
ROMANCES
ROMANCES

Una cámara frigorífica trabajando a toda su potencia probablemente sea menos fría que los famosos anunciando sus rupturas sentimentales. Como si sus duelos amorosos duraran apenas diez, quince o los minutos que tarden en redactar dos o tres frases simplonas, las “celebridades” argentinas se agarraron la manía de avisar en las redes sociales –Twitter es la preferida, pero también le dan a Instagram– que esas relaciones no van más. Sin lágrimas, sin melancolía, sin sufrimiento, sin recuerdos y sin angustia. Si te he visto no me acuerdo, y punto final. O seguido: la vida continúa y al rato ya postean fotos abrazados a otras gentes.

Como toda pionera, Zaira Nara hizo historia. Todavía se recuerda su famoso “Menos mal que no me casé” con el que sorprendió a todo el mundo dando a entender que su casorio con el yorugua Diego Forlán había quedado en la nada. Ese sábado a la mañana todo el mundo se preguntaba qué había pasado, una pregunta que aún hoy no tuvo respuesta. La hermana de Wanda finalmente conoció a Jakob von Plessen, tuvo una hija y está embarazada, y desde aquel tuit ocupó sus redes en otros menesteres más divertidos. Eso sí: aquel será inolvidable por los siglos de los siglos.

La que usó no una sino dos veces sus cuentas para darles salida a sus novios fue Pampita. Primero con Nacho Viale y después con Pico Mónaco. En los dos casos dijo que seguían conservando “relaciones lindas”, “nos queremos y nos respetamos”. Daaaale, como si la gente se separara recitando poemas de Bécquer…

Los reyes de la frialdad fueron Luciana Salazar y Martín Redrado, quienes emitieron un par de “comunicados conjuntos” para decir que no habían funcionado ninguna de las dos veces que salieron. Las mismas palabras, las mismas comas, todo igual. Solamente les faltó aconsejar a qué tasa comprar Leliq. Hasta la maldita cotización del dólar tiene más gracia.

Así como Zaira fue la primera, Flor Vigna y Mati Napp fueron los últimos. Ella había desmentido una crisis, pero él agarró el celu y, lo más campante, escribió: “Respondiendo a todos los comentarios en redes sobre mi relación con Flor, quiero aclarar que nos separamos hace una semana”. Bajo cero, y eso que era primavera y no invierno.

Rompamos una lanza por el Negro Oscar González Oro. Porque si bien utilizó la misma vía que el resto, al menos demostró tener sentimientos y estar hecho pelota frente a un fracaso del corazón. “El alma suele saber qué hacer para sanarse. El desafío es silenciar a la mente. En este caso no. Mi alma no sabe qué carajo hacer y mi mente me sigue gritando. Se termina una de las etapas más bellas de mi vida”, escribió, dolorido, el conductor radial.

Jimena Barón subió un video a Instagram, y Mauro Caiazza otro a su cuenta. Había rumores de que la cosa no venía bien, y los dos, al mismo tiempo, avisaron que estaban distanciados. Sincronizados como relojitos suizos, pero a destiempo de la pasión con la que vivimos el amor aquí por las pampas.

Gastón Soffritti por lo menos le dedicó tiernas palabras a Stefi Roitman. Valeria Archimó escribió: “Con Guille nos estamos separando sin conflictos ni terceros en discordia”. Al poco tiempo, un video la captó en un evento gritándole: “Sos un acosador”.

Un buen día, Nerina Uturbey se hastió de escuchar y leer rumores que decían que su novio, Albert Baró, estaba “empezando algo” con Delfina Chaves, y en una “story” en Instagram mandó al español a la… de la madre patria. 24 horas después, ya era imposible encontrarla en la Web. Fugaz, como muchas veces parece el amor dentro de Farandulandia.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig